Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

El presidente de Alimentaria califica la feria como “un brote verde para el sector” – Redacción

Redacción
Redacción 29/3/2010Comentarios

Josep Lluís Bonet, presidente del Salón Internacional de la Alimentación Alimentaria, ha destacado la edición 2010 “por las ganas de salir de la crisis” y por aspectos como “la innovación, la internacionalización y la valoración de las marcas”. Ha detallado que en la feria, de la que ha efectuado “un balance muy positivo”, una cuarta parte de los 140.000 visitantes han sido extranjeros, debido al “esfuerzo para traer importadores y compradores” foráneos. Esta cifra es inferior a la registrada en 2008, cuando según datos de la organización acudieron 157.632 visitantes profesionales.

Bonet ha afirmado que “hacía falta valorar las marcas de los fabricantes” en la actual situación económica y que el crecimiento de las marcas blancas, que ha calificado de “legítimo”, es consecuencia de una “situación coyuntural” que se superará con la mejora de la economía. Respecto a la estructura y organización de esta edición, Bonet ha indicado que “ha sido un acierto” concentrar la feria en el recinto de Gran Vía, porque “ha dinamizado salones que tenían menos posibilidades” de recibir visitantes.

Entre los eventos paralelos, ha resaltado las “extraordinarias aportaciones” de los congresos de gastronomía BCNVanguardia y de la Dieta Mediterránea, que en este último caso “hace de Alimentaria un referente” internacional, lo que “tendrá aspectos positivos en el futuro”. En cuanto a las innovaciones para la próxima edición, que se celebrará dentro de dos años, Bonet ha planteado que “habrá que esperar a que se perfile el comité organizador”, pero que en cualquier caso “los principios fundamentales están consolidados” y les llevan “al éxito”.

Por su parte, la directora del congreso de gastronomía BCNVanguardia, Roser Torras, ha subrayado la “interactividad” de esta edición bajo la fórmula “Experimenta”, en la que todos los congresistas “han podido degustar” todos los platos elaborados por los ponentes. Torras ha explicado que este formato ha significado “un antes y un después” en el planteamiento de este tipo de ferias, aunque “a nivel logístico” ha sido complicado, ya que se habían inscrito 320 personas, lo que ha obligado a contar “con una batería de personal y de sala impresionante”.

En su opinión, los hitos más destacados de esta edición han sido la presentación del acuerdo entre la Fundación Alicia del chef Ferrán Adriá con la Universidad de Harvard y la importante presencia de cocineros españoles. Ha apuntado que el Congreso ha servido, además, para la promoción de determinados productos como los cárnicos, el aceite, los productos ecológicos, los ibéricos y los quesos.

Alimentaria 2010 ha acogido a 4.000 empresas de alrededor de 75 países, de las que 1.200 son extranjeras, y ha integrado 13 salones -Congelexpo, Expobebidas, Expoconser, Intercarn, Interlact , Interpesca, Intervin, Multiproducto, Mundidulce, Restaurama , Olivaria, Vegefruit y el Pabellón de las Autonomías- en 94.500 metros cuadrados.