Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

El restaurante Windsor se renueva con una terraza interior

Redacción
Redacción 9/5/2013Comentarios

El establecimiento barcelonés abre nuevo espacio al aire libre y reforma su interior ampliando su oferta gastronómica con tapas

El restaurante Windsor, uno de los referentes de la cocina catalana en Barcelona, se renueva abriendo una terraza interior y reformando el vestíbulo de entrada con una nueva barra de bar. La actualización de este establecimiento gastronómico se produce en el momento en que Joan Junyent, director y jefe de sala durante los últimos 15 años, se convierte en copropietario de Windsor.

Terraza VI

La nueva terraza queda dentro del Eixample barcelonés.

La inauguración de la nueva zona al aire libre ha impulsado la creación de una nueva carta de tapas en la que se puede encontrar desde caviar o ostras hasta rústicas patatas bravas o una tradicional pelota de caldo, además de medias raciones de los platos que se ofrecen en la carta del restaurante. Con este nuevo formato el chef Carlos Alconchel quiere ofrecer al comensal no sólo el formato estándar de una comida a la carta, sino también algo más flexible y divertido.

“La cocina catalana nos encanta y seguiremos con ella”, explica Junyent sobre la oferta gastronómica. “Con esta reforma hemos querido cambiar la percepción del público sobre nuestro restaurante. No somos ni tan viejos ni tan clásicos y eso es lo que quiere explicar el nuevo espacio”, añade el nuevo propietario de Windsor.

Esta nueva oferta culinaria se suma a los menús que ofrece el restaurante: un menú de mediodía a 29,50€ y dos menús degustación (el Petit àpat gastronòmic a 49,50€ y Les nostres millors creacions a 75€). Alconchel desarrolla estas propuestas basándose en el respeto por la tradición pero con el toque justo de actualidad que identifica su cocina y que convierte Windsor en un lugar de referencia para entender la evolución de la cocina catalana.

El estudio de la interiorista Sandra Tarruella ha sido el escogido para llevar a cabo esta actualización. Rodeada de verde y con toda la tranquilidad de un interior de manzana, la terraza puede albergar hasta 56 comensales, 32 de ellos al aire libre y el resto bajo el porche. El restaurante ofrece también la posibilidad de reservar este espacio en exclusiva para eventos.