Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

El sumiller Bruno Murciano queda en segunda posición del concurso internacional “Jeunes Sommeliers, Chaîne des Rôtisseurs” – Redacción

Redacción
Redacción 14/10/2009Comentarios

Bruno Murciano en la investidura

Bruno Murciano en la investidura

El valenciano Bruno Murciano se ha proclamado Subcampeon Internacional del prestigioso concurso organizado por la Chaîne des Rôtisseurs. Cabe recordar que este joven sumiller español es el actual Mejor Sumiller de España 2008, galardón que ganó en las últimas Jornadas Internacionales de Sumillería de Mijas, y que los próximos 9,10 y 11 de noviembre se celebrarán en Valladolid.   

La Final, que tuvo lugar a finales de septiembre en Stratford-upon-Avon (Reino Unido), el pueblo natal de Shakespeare, ha sido la guinda al 50 aniversario de la Chaîne des Rôtisseurs Bailliage de Grande Bretagne, la cual mantuvo durante el concurso su Grand Chapitre 2009.

Un total de 12 países estuvieron representados en “Chaîne de Rôstisseurs”, donde participan los sumilleres que han ganado los concursos de sus respectivos países y que deben cumplir el requisito indispensable de ser menor de 35 primaveras.

Los países presentes en esta fase final han sido Reino Unido, España, Portugal, Francia, Finlandia, Alemania, Italia, Dinamarca, Grecia, Turqia, Israel y “África del Sur” (el conjunto de países que forman parte de esta región). 

Las pruebas que debieron superar los concursantes son las clásicas de una competición internacional: 

  • Teoría
  • Decantación y servicio
  • Corrección de una carta de restaurante
  • Servicio de espumosos
  • Consejo y explicación de maridajes para un menú establecido
  • Identificación de 6 productos con nariz
  • Cata sensorial y análisis de 6 vinos diferentes
  • Jurado de estilo 

La competición ha contado con un excelente panel de jueces, todos ellos miembros de The Court of Master Sommelier. Los concursantes debieron de esperar a la cena de gala, patrocinada por Champagnes Piper-Heidsieck & Charles Heidsieck para conocer los resultados finales. Todos los concursantes fueron llamados al estrado por orden alfabético a la vez que eran nombrados “Sumiller de la Chaîne des Rôtisseurs” obteniendo sus correspondientes condecoraciones. 

Mientras todos esperaban los resultados y bajo la gran expectación de las casi 300 personas que llenaban la sala, se procedió a llamar uno por uno a los concursantes que deberían de ir retirándose hasta que finalmente quedasen los 3 que más puntuación habían obtenido. 

Los tres finalistas fueron: 

  • 1er clasificado: Yohann Jousselin, Reino Unido.
  • 2º clasificado: Bruno Murciano, España.
  • 3er clasificado: Samuil Angelov, Finlandia.

Bruno Murciano estuvo acompañado de D. Amable Prieto Montero, presidente español de la Chaîne des Rôtisseurs Bailliage, Délégué Commandeur y Membre du Conseil Magistral, que no pudo contener su enorme alegría, ya que tras el subcampeonato de Bruno Murciano se anunciaba que Santander será la sede del próximo concurso en 2010. 

Logo del concurso

Logo del concurso

¿Qué es la Chaîne des Rôtisseurs Bailliage?

Se trata de una sociedad gastronómica Internacional, sin ánimo de lucro, dedicada a preservar e impulsar las tradiciones de la buena mesa; así como las de amistad y compañerismo.

Esta sociedad está presente en 80 paises con más de 90.000 miembros. Su historia empieza ya en el año 1248, en Francia bajo el reino de Luis IX, con la creación del gremio de asadores cuyo privilegio consistía en poder asar ocas y otras aves muy apreciadas en aquella época.

Así vivió siglos de desarrollo con su consagración en 1610 como Real Cofradía de Asadores siempre bajo el signo común del progreso del arte culinario y los lazos de confraternización. En el año 1798 y en tiempos de la Revolución Francesa dio un giro inesperado viéndose abocada a la desaparición.

No es hasta 1950 cuando renace con toda su fuerza la Chaine des Rotisseurs como la conocemos actualmente, bajo la mano de cinco personalidades: Sr. Curnonsky, Dr. Auguste Becart, el Sr. Valby, Louis Giraudon y Marcel Dorin. Gracias a ellos se decide volver a instaurar los valores culinarios tan excepcionales que hoy los miembros de la cofradía disfrutan.