Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Emilio Moro se suma a la tecnología para crear la “bodega del futuro”

Redacción
Redacción 24/9/2018Comentarios

La bodega vallisoletana Emilio Moro se convierte en una de las primeras en la aplicación de tecnologías ligadas a IoT (Internet of Things), inteligencia artificial y tecnología satelital para maximizar el rendimiento y minimizar el impacto ambiental de la producción del vino. El acuerdo forma parte del trabajo de innovación que desarrolla junto a entidades y universidades para la gestión inteligente del viñedo y la construcción de la bodega del futuro.

Según la información facilitada por la bodega Emilio Moro, en los últimos años ha dado importantes avances en el campo de la viticultura. No solo en el desarrollo de levaduras autóctonas extraídas de sus propias viñas (que le han permitido reforzar la identidad de sus vinos) sino también en la incorporación de drones y geolocalizadores para la gestión inteligente del viñedo.

El último paso dado en este sentido ha sido la firma de un acuerdo de colaboración con Vodafone para la creación conjunta de una bodega de alta calidad, sostenible y gestionada digitalmente a través de una red de sensores de campo en los viñedos y de la aplicación de inteligencia artificial, Big Data y tecnología satelital al campo con el fin de maximizar el rendimiento y minimizar el impacto ambiental de la producción de vino.

Proyecto Sensing4Farming

A través del proyecto Sensing4Farming, de Vodafone, se instalará en los viñedos de Emilio Moro una red de sensores que, junto a imágenes de satélite obtenidas en alta resolución y a tiempo real, permitirán a la bodega medir factores ambientales clave como la humedad, la temperatura, la conductividad del suelo y la absorción de agua, así como el vigor y la salud de las propias vides. Gracias a la inteligencia artificial y la aplicación de tecnologías basadas en Big Data, esos datos serán procesados al instante y enviados de forma inmediata a las herramientas móviles de los enólogos y técnicos de la bodega de tal manera que podrán conocer con absoluta precisión la cantidad ideal de riego y fertilizante que necesitan sus vides en cada momento, así como decidir qué áreas necesitan ser podadas o cuándo cosechar.

Los sensores desplegados en el terreno utilizarán una conectividad NB-IoT de Vodafone, que permite utilizar baterías de larga duración o pequeños paneles solares de muy baja potencia, mejorando significativamente el consumo energético en la transmisión inalámbrica de la información y su eficiencia espectral. Así, los beneficios generales de la solución ‘Sensing4Farming’ incluyen la reducción de costes en la producción (debido al consumo reducido de agua, fertilizantes y energía), el aumento de la cantidad y calidad de la producción (al permitir una aplicación más selectiva de los tratamientos) y un menor impacto ambiental debido al uso reducido de fertilizantes.


Comentarios