Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

España se queda fuera del Bocuse d’Or 2012

Redacción
Redacción 22/3/2012Comentarios

Carlos Monsonis y Evarist Miralles, equipo español en el Bocuse d'Or.

Orjan Johannssen se ha alzado con el prestigioso concurso culinario Bocuse D’Or, mientras que el chef español Evarist Mirallesno logró clasificarse para la final mundial, al quedarse fuera de los doce más votados en la fase europea del certamen. Un fracaso más de la participación española en el concurso de cocineros más prestigioso del mundo, que debe hacer replantear el formato y el apoyo del sector al equipo que represente España, factor clave para el habitual triunfo de los países escandinavos.

El podio lo completaron el sueco Adam Dahlberg (plata) y el danés Jeppe Foldager (bronce), lo que confirmó el dominio de los países nórdicos en la tercera edición de este certamen bienal conocido como las ‘Olimpiadas de la Cocina’. Noruega ya logró el oro en 2008 y la plata en 2010, mientras que Dinamarca ganó en la última edición y quedó segunda en la penúltima. Los jueces destacaron el gran nivel de los diecinueve equipos participantes durante la ceremonia de entrega de premios, celebrada en Bruselas ante un nutrido público.

“Nos ha faltado trabajar más y entender mejor el concurso, simplemente”, dijo el representante español, quien afirmó que dará todo su apoyo a su sucesor. Miralles expresó su deseo de que en España se entienda de una vez por todas que podemos estar alto, pero tenemos que ayudarnos más entre todos.

Añadió que en países como Suecia este concurso culinario es una cuestión de Estado, como demostró la presencia del príncipe sueco Daniel en el evento. El cocinero valenciano también mencionó algún problema técnico con el horno, aunque señaló que esto no puede servir como excusa. Además de España, quedaron eliminados Italia, la República Checa, Bulgaria, Alemania, Polonia y Luxemburgo.

El equipo ruso, cuya participación estaba prevista, no pudo finalmente competir en la capital belga debido a un problema con los visados, según explicaron fuentes de la organización. Los equipos nacionales tuvieron que preparar un plato de carne y otro de pescado con los mismos ingredientes de base (dos pollos de granja, siete filetes de lenguado y un kilo de camarones grises), durante 5 horas y 35 minutos y ante un público con representación de todos los países participantes.

Además del trofeo de oro, el primer clasificado obtuvo un premio de 12.000 euros, mientras que el segundo se llevó 9.000 euros y el tercero, 6.000. El jurado lo formaron 20 cocineros, uno por cada país representante (por España Paco Roncero) más tres jueces de honor: Peter Goosens y Pierre Wynants, dos eminencias de la cocina belga, y por el célebre chef brasileño Alex Atala.

El Bocuse D’Or se organiza desde 1987 y toma su nombre de su fundador, el reconocido chef francés Paul Bocuse. Esta edición de la fase europea tuvo lugar en Bruselas con motivo de ‘Brusselicious’, el año internacional culinario que se celebra en la capital belga. La final mundial del Bocuse D’Or se celebrará el año que viene en Lyon (Francia).