Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Fran Heras fusiona Asturias y Catalunya en Barcelona

Luis Tusell
Luis Tusell 27/11/2012Comentarios

El chef abre su segundo restaurante tras el éxito cosechado en Avilés

Fran Heras acaba de estrenar en el barrio del Born de Barcelona su segundo restaurante. Se trata del primero fuera de su Asturias natal, en una aventura que emprende con su pareja, Eva Arbonés, que se ha encargado del interiorismo y dirigirá la sala. Y no es poco teniendo en cuenta el diseño del local, donde predomina la madera y lo rústico, todo aprovechado, incluso acudiendo a unas antiguos bancos de la plaza de toros de Las Arenas.

Restaurante Llamber. Rodrigo Stocco.

Llamber ofrece en un ambiente informal y cálido tapas y platos para compartir en las que el producto de primera calidad es protagonista. Con un precio medio que ronda los 35 euros, se pretende llegar a un público amplio. “No somos un restaurante al uso”, explica el chef, que destaca el concepto de “cocina para compartir” con sus particulares “platines”.

Las raíces asturianas se dejan ver en platos como el pastel de pez de roca o su particular pulpo gratinado con patata, tocino y un queso asturiano. También en las setas con yema de huevo, que proceden directamente del Principado. En cambio, la gamba de playa es barcelonesa. Otros platos sorprenden como el arroz guisado con micuit de foie y erizo o el helado de gengibre que acompaña al carpaccio de salmón con mousse de cilantro. Todo acompañado por una extensa bodega (más de 12o referencias) muy cuidada y por tablas de quesos catalanes y asturianos muy bien buscados. En Llamber también se ofrecen mini tapas en la barra de la entrada, con vino a copas y cervezas con su correspondiente tapa.

“Quiero hacer una cocina comprensible”, explica Heras, para quien lo “tecnoemocional” queda lejos porque “hacen falta muchos medios” aunque dice que no se conforma “con hacer unas fabes”. “Hago cocina tradicional adaptada”, concluye el chef, que ha trabajado en El Bulli o con figuras como Ramon Freixa, Sergi Arola o Jean Luc Figueras y en 2011 finalizó en cuarta posición el Bocouse d’Or tras conseguir el premio al mejor pato de carne.