Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Actualidad, Snacks

Gastón Acurio inaugura restaurante propio en Barcelona: Yakumanka

Redacción
Redacción 28/9/2017Comentarios

El chef Gastón Acurio acaba de abrir restaurante propio en Barcelona, Yakumanka. Un espacio en el que se recrean las elaboraciones de la cocina más auténtica de Perú, basadas en el mar, en un formato informal y con platos abundantes en un ambiente de estética firmada por Brandfood®.

Ya lo explican ellos mismos en su web: Yakumanka, en quechua significa “la olla de las aguas, de mar, de los ríos, de los lagos, de la vida. Es cocina peruana del mar”. Dicho esto no es difícil adivinar qué es lo que encontraremos en el nuevo restaurante de Gastón Acurio, el primero propio en España: “productos de las aguas de España, con los mejores ingredientes  y las recetas más auténticas de la cocina marina peruana”. Todo hay que decir que el chef peruano ya firmaba propuesta gastro en el Hotel Mandarín Oriental, Barcelona ubicado en Paseo de Gracia, pero ahora inaugura local de manera independiente, autónoma, sin direcciones ajenas.

En esta nueva aventura le acompaña César Bellido, el que fuera jefe de cocina del Astrid&Gastón en Lima. Será él la persona que lidere el proyecto y quien asuma el día a día. Tal y como cuentan “Yakumanka es un tributo a las cebicherías populares de Perú con platos construídos en la mente del chef, que ha encontrado en el Eixample barcelonés el espacio idóneo para erigir un concepto eminentemente marino”. Según Gastón, “he querido trasladar el ambiente y las vivencias también gastronómicas de una cebichería peruana, midiendo al segundo cocciones y pasos por cocina, sellándola y adaptándola con producto a la ciudad y a la tierra que me acoge”.

La idea es fusionar la fórmula de su ya conocido restaurante La Mar con la de Barra Chalaca y así obtener un rincón con personalidad propia, diseñado para encajar en una ciudad como Barcelona. ¿Cómo? Cuidando mucho el producto, mimándolo, tomando como modelo el de la cocina popular peruana con un formato más informal, platos abundantes y estética acorde firmada por Brandfood®,  empresa dedicada exclusivamente al diseño y arquitectura de restaurantes.

El espacio, con una decoración con notas marineras, cuenta con cocina a la vista, una larga barra donde trabajan los chefs los cebiches y tiraditos, y mesas de madera para compartir y disfrutar. La iluminación corre a cargo de las lámparas artesanas de Cadaqués. Junto a la propuesta gastronómica se pueden tomar pisco sour y otros cócteles de nombres sugerentes a base del destilado de uva más famoso del Perú (Chilcanos Clásico, con pisco acholado y zumo de lima; Chilcano Hinojo, con pisco infusionado con naranja, hinojo y citronella; Abusiva, con pisco infusionado con cardamomo, jarabe de lima y cava, y Chilcanazo, con pisco acholado zumo de maracuyá, albahaca, hierbabuena y huacatay). Imprescindible el Capitán Barcelona, con partes iguales de vermut y pisco; un guiño a la ciudad que acoge.

Sugerencias

Los cebiches son los protagonistas de una carta muy trabajada y pensada mano a mano entre Acurio y Bellido. Entre los más especiales se encuentra el Cebiche Nikei de Micha -homenaje con puré de frijolito al chef del restaurante Maido de Lima-y el Lima-Barcelona, un tributo a la ciudad con azafrán. El resto son cebiches con una relación calidad/precio que busca popularizar la alta cocina peruana. La temporalidad, la proximidad y la frescura la marca el epígrafe “cebiche del día” de la minuta.

Otras opciones de la carta son los “piqueos” para alargar los entrantes, o comer a base de ellos, con chifa burger, choritos a la chalaca, tiraditos –sorprendente el “Arriba Perú”, donde diferentes leches de tigre recrean la bandera del país anfitrión- o causas caseras. También aparecen los sanguches, el “bocadillo” peruano con pan limeño, salsa criolla y salsa de ají que Acurio reivindica en la alta cocina aunque se coma con las manos; los anticuchos –imprescindible el de raya-, o las tazas marinas. La propuesta se completa con una selección de arroces al wok, platos de “nuestra cocina de pescadores” y sólo tres carnes para ineludibles. De momento, lomo alto braseado a la chorrillana, lomito salteado al jugo y seco de asado de tira a la limeña. Tampoco faltan las croquetas de ají de gallina que enamoraron en el extinto Tanta Barcelona.


Comentarios