Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Gran éxito de Diálogos de Cocina, el congreso de la reflexión – Redacción

Redacción
Redacción 17/3/2009Comentarios

Reproducimos el artículo que ha publicado hoy Mitxel Ezquiaga en el Diario Vasco sobre la segunda y última jornada de Diálogos de Cocina. Sin duda, un experto en saber detectar los compases de la gastronomía vasca y con el que podemos ver muy de cerca como ha transcurrido el congreso. Diálogos de Cocina cierra sus puertas después de dos días de intensa reflexión donde han estado presentes algunas de las más importantes caras de la cocina española y mundial. Con 300 congresistas, esta vez, los cocineros (habituales ponentes) han sido los espectadores de lujo para aprender sobre los sentidos a través de científicos, investigadores y expertos de todos los ámbitos. Desde 7caníbales, queremos felicitar a Pedro Subijana y Andoni Luis Aduriz por su excelente labor como organizadores de este revolucionario certamen gastronómico. ¡Qué aproveche!          

¿Deben los cocineros de vanguardia esforzarse en inventar una pera azul y picante para sorprender al cliente? ¿Y si resulta, como dijo ayer Ferrán Adriá, que esa supuesta pera quizás existe ya en una región tan exhuberante y desconocida como el Amazonas? ¿No será que los europeos vivimos demasiado encerrados en nuestros sabores y culturas? 

La pera azul picante, que quizás existe o tal vez no, se convirtió ayer en la metáfora más repetida en la primera jornada de Diálogos de cocina, el congreso de gastronomía que se celebra hasta hoy en el Palacio de Miramar de San Sebastián y que tiene la particularidad de que está organizado por los propios cocineros a través de su organización Eurotoques. 

Más aún: los chefs se convierten estos días en alumnos e invitan a científicos, filósofos y sociólogos a hablar de cuestiones relacionadas directa o indirectamente con su oficio. Y así, ayer, en un abarrotado salón de Miramar podía verse, boli en mano y con los cascos de la traducción simultánea, a todos los santones de los fogones, desde Ferrán Adriá hasta Juan Mari Arzak, pasando por Michel Bras, Arguiñano, Andoni Luis Aduriz, Pedro Subijana, Quique Dacosta, Joan Roca o el neoyorquino Willie Dufresne. En total son doscientos congresistas: cocineros y gente de la universidad o las empresas tecnológicas. 

El futuro de la comida  

¿Y qué aprendieron ayer? Por el estrado pasó una larga serie de expertos con alocuciones más propias de un congreso de científicos que de una reunión de cocineros.

Pere Puigdomènech, profesor del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, fue el encargado de abrir los Diálogos. Este biólogo molecular recordó que en 2050 la población de la Tierra habrá pasado de 6.000 a 9.000 millones de habitantes, con una dedicación decreciente a la agricultura. Puigdoménech apeló a la responsabilidad de los cocineros a la hora de incidir en un uso sostenible y sano de los alimentos.

Tras denunciar el despilfarro actual de comida, que en Europa se situaría en el 20% y en Estados Unidos en el 30%, se mostró optimista sobre el futuro de la alimentación. «Pese a los agoreros, la experiencia ha demostrado que la especie humana resuelve sus problemas. Hemos conseguido producir alimentos a la velocidad que crece la población. La sociedad tiene datos y herramientas suficientes para hacer posible un desarrollo sostenible de los alimentos, lo que hace falta es utilizarlos correctamente», añadió. 

Una de las intervenciones más esperadas era la del estadounidense Harold McGee, autoridad mundial en ciencia de los alimentos, quien explicó a la audiencia por qué los productos alimenticios «tienen el sabor que tienen».

McGee apuntó que «con una adecuada educación del gusto una manzana deja de ser una simple manzana y pasa a percibirse como un conjunto de moléculas que se pueden llegar a diferenciar», señaló. «Así se puede obtener más placer de la comida», indicó, aunque sostiene a la vez que «hay numerosos factores que pueden complicar la percepción gastronómica», incluyendo el componente social. «Una comida en el mejor restaurante puede acabar siendo una mala experiencia si no tienes una buena compañía», ironizó. 

En la misma línea hablaron Anthony Blake, químico galés que recordó cómo los gustos están asociados a nuestra cultura y formación, y el científico Manuel Toharia, que se mostró partidario de apostar por la vanguardia en la cocina «como hacen los investigadores en la ciencia», huyendo del «gen conservador» que sufre muchas veces el ser humano. 

Pero lo más divertido llegó con los coloquios, en los que los «alumnos cocineros» opinaron sobre las cuestiones a debate. Y ahí Ferrán Adriá aportó sus reflexiones. Sobre el hecho «social» de comer recordó que «así como nos hemos acostumbrado a apagar el móvil en el teatro o en el cine, ¿no deberíamos concentrarnos ante el acto de comer con una actitud más centrada en la comida?». Adriá lamentó el «eurocentrismo» que sufrimos: «Con las especias de Asia que ni siquiera hemos probado podrían crearse en Europa hasta cuatro cocinas tan grandes como la que ya tenemos», añadió.

Hoy termina el congreso. Ayer, tras una intensa jornada de trabajo, el día terminó con una multitudinaria cena en en la sidrería Zelaia: después de tanta teoría a los cocineros les llegaba el momento de la práctica.

Un Comentario

  1. Da Vinci Surgery Robot lawsuits dice:

    537821 314164I believe other internet site owners really should take this internet site as an example , quite clean and amazing user genial style . 38781