Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Jordi Cruz se defiende de las críticas por decir que Michelin tuvo “un gesto” con Madrid

Luis Tusell
Luis Tusell 2/1/2014Comentarios

David Muñoz carga contra el cocinero catalán, que lamenta que se descontextualicen sus palabras

¿Tiene en cuenta Michelin cuestiones externas a la gastronomía? Es una eterna discusión que en este final del año nos ha traído una polémica culinaria que, seguramente, las redes sociales se han encargado de engrandecer. El protagonista ha sido Jordi Cruz a raíz de una entrevista que concedió el 30 de diciembre a Catalunya Ràdio. En ella, el cocinero catalán reconoce su enfado por no haber logrado este año la tercera estrella Michelin en su Ábac -“me duró cinco minutos”, matiza- y apunta a que en esta ocasión la guía roja había tenido “un gesto” hacia Madrid, otorgando la tercera estrella al restaurante Diverxo, del cocinero David Muñoz.

En la entrevista, Cruz subraya que la guía Michelin “es muy seria” pero a la vez afirma que “a veces hay factores sociales y políticos que tienen cierta influencia” para concluir que “este año sí ha tenido un gesto para equilibrar un poco las cosas”.

Estas palabras han generado todo tipo de reacciones, e incluso la airada respuesta de Muñoz a través de su cuenta de Twitter. El joven madrileño considera “muy feo” lo dicho por Cruz y califica sus palabras como “absurdas” o “estupideces territorialistas”. En diferentes tuits, insiste en que “los que más deberían callar son los que más dicen burradas” e incluso cuestiona el fair play entre los cocineros nacionales: “Y luego en la cocina española todos somos amigos y somos muy felices, y el talibán soy yo. Jajaja me río de todos!”.

 

 

Lo cierto es que Jordi Cruz ha tratado de calmar los ánimos y ha lamentado que algunos medios hayan “malinterpretado” sus palabras. Por ello, ha matizado su posición sobre la guía Michelin: “Sería lógico pensar que en alguna ocasión hicieran un gesto o intentasen repartir un poco más las estrellas por todo el país por varios motivos como, por ejemplo, que hoy en día están muy concentradas en dos territorios, Cataluña y País Vasco. Al hilo de estas palabras añadí que, en un año donde han acontecido cosas malas para el turismo de la capital, sería lógico un gesto por parte de la guía. Eso no significa que Diverxo no merezca la tercera o que Michelin, que es la guía más seria y respetada del mundo, actúe por otros motivos que no sean los estrictamente gastronómicos”.

Palabras que tratan de poner calma en una polémica en la que han intervenido compañeros de profesión como Sergi Arola, que ha criticado las palabras de Cruz: “No estoy de acuerdo Jordi, lo siento, y sólo ir a Diverxo o Sant Celoni corroboran sus meritos”. En cualquier caso, un tono más sosegado que el de Muñoz, que sigue exhibiendo su radicalismo dentro y fuera de la cocina.

Cruz, en cambio, ha querido salirse del foco matizando sus palabras y lamentando que se hayan malinterpretado. También ha llamado por teléfono a Muñoz, que tras recibir la llamada ha dado por zanjado el asunto e incluso ha pedido la tercera estrella para Ábac.

Curiosamente, Cruz no ha hecho más que expresar en voz alta un planteamiento que cada año se da por hecho en muchas de las apuestas del mundo gastronómico antes de que se conozcan las nuevas estrellas Michelin. Que Madrid era una de las pocas grandes capitales europeas sin un restaurante de tres estrellas se ha utilizado como argumento para sostener que Santceloni o Diverxo eran favoritos, sin que ello significara que no merecieran ese reconocimiento. Lo mismo se decía el año pasado, cuando además se consideraba que al presentarse la guía en Madrid, Michelin tendría ese gesto con algún restaurante de la capital. Algo que no sucedió, como tampoco ha sucedido este año con Bilbao.

Al fin y al cabo, una polémica eterna.

3 Comentarios

  1. Ala dice:

    Lo de Cataluña ya es de chiste. La culpa es siempre de la malvada Madrid. Que un catalán pierde las llaves: la culpa es de Madrid. Que a un vasco le deja la novia: la culpa es de Madrid. Que un catalán no liga ni pagando: la culpa es la malíssssima Madrid. Juajuajuajuajuajua.

  2. jorge dice:

    Hay qué ser honesto las palabras de jordi cruz no son malas sí las de tío de madrid qué mejor no nombrar qué firme qué ver con terrorismo estoy de acuerdo con jordi den estrella al abac qué da muchas vueltas y qué madrid se quede coffee plaza españa de su presidenta y con cocineros per-potentes en segunda página

  3. Jonny dice:

    POR FAVOR LEAN CON ATENCIÓN:

    Los restaurantes michellin estas disfrazados por los medios de comunicación. Donde el espectador, el que es ajeno a la hosteleria se lleva una impresión muy frivola, idealizada, creativa y artistica. Pero, ¿se han planteado como funcionan este tipo de establecimientos?. Lo primero es que tienen a un chef al que se idealiza como si fuese un dios, chef que por lo general es mas un gestor que un chef que se ensucie las manos cocinando. Por otro lado eso de que no ganen dinero no es cierto, digan lo que digan ¿ustedes se creen que un restaurante donde el menu degustación tiene un precio desorbitado, donde las raciones son escuetas y por tanto practicamente no se gasta nada de genero, donde el 80% de la plantilla son gente de práctica a los que no se les paga nada y se les mal alimenta con genero barato no ganan dinero ? . Me cansa este discurso victimista de chefs que basan su riqueza en la explotación de su personal y a los pobres practicas que van alli a aprender a no ser un ser humano para convertirse en exclavos.