Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

La Academia Catalana de Gastronomía entrega sus premios

Redacción
Redacción 15/4/2011Comentarios

Joan Ras (presidente de la Academia Catalana de Gastronomía), Anna Bellsolà (Forn Baluard), Nandu Jubany (Can Jubany), Cristina Jolonch (La Vanguardia), Dani Lechuga (Caldeni) y Francesc Fortí (El Racó d’en Binu)

Anoche tuvo lugar en la antigua fábrica DAMM de Barcelona la entrega de los Premios Nacionales de Gastronomía 2010, que desde el año 2002 otorga la Academia Catalana de Gastronomía y que pretenden reconocer “la labor de aquellos cocineros, restaurantes, profesionales o colectivos e instituciones relacionadas con el mundo de la gastronomía catalana que a lo largo del año han destacado por su tarea y aportación a la cocina”.

En esta edición, los ganadores han sido Nandu Jubany (Restaurante del Año), Dani Lechuga (Cocinero Joven), Anna Bellsolà (Profesional del Año), Jordi Estadella y Cristina Jolonch (Tarea de Divulgación, Ex aequo), y Francesc Fortí (Premio Especial).

El gran triunfador de los premios, Nandu Jubany, fue el encargado de preparar el menú, que se compuso de guisantes rehogados con foie, canelones con múrgulas a la crema, morro de ternera con cigalas y borracho de plátano y ron. Durante la entrega de premios se recordó la figura de Santi Santamaria y su contribución en la difusión de la cocina catalana; entre los asistentes se encontraban el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el conseller de Agricultura, Josep Maria Pelegrí.

A continuación, detallamos (en cursiva) el comentario de la Academia para cada uno de los premiados:

Premio al Restaurante del Año: Can Jubany (Nandu Jubany). Can Jubany ha sido un restaurante fiel a las convicciones culinarias de Nandu, de una solidez basada en las tradiciones y con una forma especial de acoger al cliente, humilde, amistosa y próxima. Can Jubany ha vivido con discreción su crecimiento como empresa y el afianzamiento de su característica cocina, sin fisuras, hecha con mano de sabio y corazón de atleta. Queremos destacar con este premio, justamente, la actitud valiente, terca, tradicional e inteligente puesta al día de esta casa que concentra, en las afueras de Vic, la esencia de la cultura gastronómica de nuestro país. Por su perseverancia, por la voluntad de constante mejora y por la generosidad y amplitud de su carácter, la Academia Catalana de Gastronomía, le concede el premio de Restaurante del Año.

Premio al Cocinero Joven: Dani Lechuga (Caldeni). Dani Lechuga practica una cocina creativa, sólida y respetuosa, y la Academia Catalana de Gastronomía ha reconocido en su labor al mejor exponente de una nueva generación de cocineros catalanes. Son jóvenes emprendedores que se preocupan por la materia primera que trabajan, por la búsqueda de buenos productos locales y ecológicos, y por los tratamientos culinarios más respetuosos. Dani, se desvive por la satisfacción de sus clientes, es generoso en cantidad y en calidad; su cocina trabaja a partir del producto, que enaltece de forma sencilla y con técnica. Es amante de las carnes, sobre cuyo estudio ha publicado “La Cocina de la Carne”. Sin duda Dani tenía ya un buen currículum cuando decidió instalar-se a sus 28 años en el restaurante de la calle Valencia, pero su trayectoria en solitario, siempre arropado por la familia, ha ido poco a poco mejorando y creciendo, gracias a sus principios y a una fiel clientela.

Premio a la Profesional del Año: Anna Bellsolà (Forn Baluard). La Academia Catalana de Gastronomía se ha “enharinado” las manos para encontrar entre la gente que trabaja en las panaderías a una señora joven e iluminada que ha transformado el oficio. Anna Bellsolà amasa, con tanto corazón como tradición, unos panes por los cuales la gente hace colas todos los fines de semana. Hija, nieta y bisnieta de panaderos, ha conseguido revolucionar con su talante una profesión mayoritariamente ocupada por hombres. Por su coraje, intuición empresarial y fidelidad a las tradiciones, la Academia Catalana de Gastronomía le concede el galardón de Profesional del año.

Premio a la Tarea de Divulgación: Cristina Jolonch (“La Vanguardia”) y Jordi Estadella (a título póstumo). Cristina Jolonch, periodista, escritora y colaboradora de La Vanguardia, lleva muchos años en la profesión. Desde 1989 trabaja en el Magazine de La Vanguardia y ha logrado durante los últimos años divulgar la cultura gastronómica con gran conocimiento y eficacia, lo que la ha llevado a conocer, participar y opinar sobre casi todos los acontecimientos más señalados en este campo. Ha escrito “La Guía Secreta, ¿donde comen los grandes cocineros?”, y fue testigo casual del famoso asunto del cliente desaparecido del Bulli. Cristina Jolonch es actualmente respetada por tratarse de una de las voces con más criterio y ponderación de la prensa escrita. La Academia Española de Gastronomía le concedió el año pasado el premio Nacional. Hoy la Academia Catalana corrobora este reconocimiento y le otorga ex aequo el premio a la mejor tarea de divulgación. Ex aequo por lo tanto, también se le concede a título póstumo a Jordi Estadella, gran defensor del sector agroalimentario catalán. Jordi Estadella fue un hombre eminentemente de radio y también de televisión, pero compatibilizó su imagen mediática con la pasión por la cocina. Desde 1995 dirigía a la emisora COMO RADIO el programa de gastronomía “De boca en boca” y en 2004 dirigió y presentar el proyecto “Cocinas de la diversidad” en la celebración del Forum de la Culturas de Barcelona. La Academia Catalana de Gastronomía quiere recordarlo con el cariño y la simpatía que siempre nos traspasó. In memoria la Academia Catalana de Gastronomía le concede el premio Nacional a la Tarea de Divulgación.

Premio Especial de la Academia Catalana de Gastronomía: Francesc Fortí (El Racó d’en Binu). La Academia se ha puesto de acuerdo en recuperar la memoria de uno de los artífices del renacimiento de la cocina catalana moderna, un periodo tan fructífero y brillante como el que se ha vivido estos años. Referencia imprescindible de los setenta, el Racó d´en Binu, fue el primer dos estrellas Michelin de Cataluña y durante muchos años un restaurante del centro de Argentona donde los hermanos Forti, Francesc a la cocina y Albino en la sala, interpretaron una afinadísima cocina donde confluían el clasicismo de Escofier y la aportación continuada de las maneras y productos de nuestro territorio. Este Premio Especial quiere ser un homenaje a una trayectoria profesional y el reconocimiento a una pasión inagotable: la cocina de calidad, aquella que sólo algunos cocineros practican con trabajo y mucho oficio.

Un Comentario

  1. francesc forti dice:

    SOY CLIENTE DEL RESTAURANTE RECO D’EN BINO DE ARGENTONA Y CREO QUE ES UNO DE LOS MEJORES Y CON SU LARGA TRAYECTORIA NO HAN PERDIDO EN CALIDAD NI EN PRESENTACION SUS CONOCIDOS PLATOS. TANTO DE SOLOMILLOS DE DIFERENTE ELABORACION Y LAS FAMOSAS GAROTAS DEL RECO D’EN BINO MUY COPIADAS PERO NUNCA IGUALADAS.

    ESPEREMOS QUE ESTE PREMIO QUE HAN RECIBIDO SIRVA PARA A SUS ANTIGUOS CLIENTES EL BUEN SABOR DE SUS PLATOS.