Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

La Academia Internacional de Gastronomía premia el libro “2000 Refranes para comer”, de Juan José Lapitz – Redacción

Redacción
Redacción 11/2/2010Comentarios

Juan José Lapitz

Juan José Lapitz

La Academia Internacional de Gastronomía, una de las instituciones gastronómicas a nivel internacional y de la que forman parte treinta países, ha acordado por unanimidad en su asamblea celebrada en París conceder el ‘Prix Litteraire de la Gastronomie 2009’ al libro 2000 Refranes para comer, de Juan José Lapitz y con la colaboración de Ana Lorente. Se trata de uno de los más prestigiosos premios que se otorgan a las obras de carácter gastronómico.

El volumen, que fue presentado en el congreso ‘San Sebastian Gastronomia’, ha agotado ya una primera tirada de 1.500 ejemplares y se prepara una nueva edición que saldrá a la calle el mes que viene.

2000 refranes para comer es un exhaustivo recopilatorio de los dichos y rimas vinculados al mundo de la mesa, la gastronomía y la alimentación. De la A a la Z, los autores van desmenuzando el significado, el sentido y los porqués de los refranes culinarios. El libro, que pretende rescatar parte de la cultura tradicional oral española, incluye entre rima y rima 1.000 recetas extraídas del recetario tradicional.

El texto que aparece en la contraportada del libro, según las palabras de Juan José Lapitz y Ana Lorente, es el siguiente:

La portada

La portada

“Al agavillar estos más de dos mil refranes gastronómicos, hemos querido resaltar la importancia que las cosas del comer, han tenido y siguen teniendo, para el pueblo llano, incluso para referirse o constatar hecho que nos están relacionados con la buena mesa. El contenido es el resultado de hugar en las bibliotecas penínsulares, insulares y en las de ultramar, donde la tradición oral hispana aun se conserva más viva y sólida, de charlar con personas de avanzada edad y de elegir aquellos refranes más representativos, eliminando los que con diferentes palabras quieren expresar lo mismo. La obra se complementa con un centenar de recetas populares, basados en los productos que se mencionan en el refranero, seleccionadas de forma que la amplia diversidad de nuestra cocina está representada”.

Una lectura muy recomendable.