Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

La Cata por Parejas de Vila Viniteca cumple diez años

Mónica Ramírez
Mónica Ramírez 10/3/2017Comentarios

La famosa y esperada Cata por Parejas que Vila Viniteca organiza cada año celebrará su décima edición el 26 de marzo en el Casino de Madrid. Una edición que aumentará la dotación económica en 10.000 euros y que reunirá, como viene siendo habitual, a 240 personas dispuestas a superar el reto de adivinar los 7 vinos propuestos en el concurso.

Siscu Martí i Quim Vila, artífices de la Cata por Parejas, junto a Enrique Valentí, del restaurante Marea Alta.

Siscu Martí i Quim Vila, artífices de la Cata por Parejas, junto a Enrique Valentí, del restaurante Marea Alta.

La presentación de la nueva edición de la Cata por Parejas, que este año cumple su décimo aniversario y que organiza cada año Vila Viniteca, se desarrolló en el restaurante barcelonés Marea Alta donde periodistas y especialistas del vino se reunieron para conocer las novedades del certamen que se celebrará el próximo 26 de marzo en el Casino de Madrid.

En esta ocasión, la dotación económica se verá incrementada en 10.000 euros, el cartel que la promociona está diseñado por el showman Andreu Buenafuente y en cuanto a si habrá o no algo especial durante la cata debido a sus diez años de vida, Quim Vila, uno de los artífices del evento, respondía con un enigmático “no… o sí, ya veremos”. Hay que confesar que este halo de misterio envuelve cada edición para, por un lado, evitar las posibles filtraciones de información y, por otro, mantener la rigurosidad del evento. No todo se desvela con antelación, sobre todo y ante todo, en lo referente a los vinos de los que no se escapa ni el más nimio detalle para evitar dar pistas. Ni el propio jurado conoce lo que los participantes catarán hasta el momento de la degustación ni, por ejemplo, los camareros saben -ni ven- qué botellas están sirviendo durante la jornada.

Durante la presentación Quim Vila explicó que las normas del concurso habían cambiado hacía dos años. El orden de los vinos, por ejemplo, siempre seguía la misma estructura hasta que un día uno de los participantes protestó por el cambio del blanco previsto por otro, y esto les llevó a la conclusión de que lo mejor era que el orden no estuviera preestablecido.

Otro de los cambios que ha sufrido este certamen es el precio por inscripción. El coste por participar en el concurso, que abre sus reservas el 6 de enero a las 00:00 horas vía online, tiene un precio de 200 euros -por pareja- en lugar de los 100 de años anteriores. Una cantidad que, dado el nivel de los vinos catados, sigue siendo razonable. De hecho, algunos de los participantes se inscriben, más que por llevarse un premio que saben lejano, por el simple placer de catar vinos que de otra manera serían de difícil acceso. Eso sí, quienes quieran inscribirse que sepan que el tiempo es un valor a tener muy en cuenta ya que en la última edición en veinte minutos ya no había plaza. A pesar de ello, siempre queda la posibilidad de apuntarse a la lista de espera que, si la fortuna está de cara y a uno lo sitúa en los primeros puestos, ofrece la oportunidad de participar si alguien se da de baja.

Puntuación

Los parámetros que han de descubrir en cada vino son: el país (1 punto), la zona de origen (1 punto), la denominación de origen (2 puntos), las variedades de uva (3 puntos), la añada (3 puntos), el elaborador (3 puntos) y la marca (2 puntos). El comentario de cata se tiene en cuenta en caso de empate.

Jurado

Xandra Falcó, directora comercial de Pagos de Familia; Fernando Gurucharri, presidente de la Unión Española de Catadores; José Peñín, periodista y editor de guías y libros especializados; Juan Manuel Bellver, director de Lavinia España; Juan Muñoz, presidente de la Unión de Asociaciones Españolas de Sumilleres; Jordi Segura (Euroselecció); Quim Vila y Siscu Martí (Vila Viniteca).

Más información aquí.


Comentarios