fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

La cocina asiática toma La Rambla

David Salvador Ibarz
David Salvador Ibarz 9/6/2018Comentarios

Sol y tres gotas; calor y brisa; molletes y arroz frito; castellano, catalán e inglés; show cookings y reuniones de grupo; gastronomía en la calle. La jornada del sábado de Tast a la Rambla ha resumido el sentir de una feria que oferta con amplitud y abanico, aunque con una lógica clara: acerca la mejor gastronomía a todo el mundo, y presumir de calle. Tras degustaciones y sonrisas, ha sido la actriz Sílvia Abril, cara visible de Almond Breeze y ex ganadora de Masterchef Celebrity, la que ha cerrado con humor las ponencias de un día de interés asiático. Este domingo, último día del evento, éste se incrementará. El restaurante dos palillos celebra en el marco de Tast uno de los últimos actos de su aniversario, y programa charlas y degustaciones con acento de aquí y allí. También esto es Tast a la Rambla.

Tast a la Rambla 2018

Tast a la Rambla 2018

dos palillos y el Asia Street Food

La novedad de este año respiraba Asia. Coincidiendo con el décimo aniversario de dos palillos, toda una isla de stands de la feria ha achinado los ojos y ha acompañado a Albert Raurich y su gente para potenciar el mejor street food de países como China, Vietnam, Japón o Corea. Hasta ocho restaurantes barceloneses de culinaria asiática han ofrecido tapas y explicado mundo. Además de dos palillos, allí estaban las hermanas Meilan y Nayan Kao con Kao Dim Sum y un bikini de pato Pekín con mantequilla de trufa, “una versión de un bocado del clásico Pato Pekín de nuestro padre (Josep Maria Kao, Shanghai)”, comentaba Meilan.

También aparecía Grupo Nomo, que ha puesto en valor su Abura Soba, unos noodles con panceta marinada con soja, sake, ajo y pimienta de Sichuan, que se emplata previo paso por soplete y con un huevo también marinado en la misma base. Cerca, Casa Xica, el asiático de Poble-sec, presentaba un arroz frito estilo teppanyaki común en las calles de China, acompañado de kimchi casero y papada a la cantonesa a baja temperatura. Ivan Surinder no ha faltado a la cita, y ha charlado y explicado para describir su tapa y propuesta: samosa con yogur y menta, “un entrante tradicional y vegetariano en la India que aquí versiono con cordero”. Tandoor recupera y adapta.

Samosa de Tandoor; chirashizushi de verano de dos palillos; bikini de pato Pekín de Kao Dim Sum, y Abura Soba de Grupo Nomo.

Samosa de Tandoor; chirashizushi de verano de dos palillos; bikini de pato Pekín de Kao Dim Sum, y Abura Soba de Grupo Nomo.

A su lado, Paco Pérez ha estado presente en plato en este Tast mediante su Bao Bar y un bao relleno de aguja de cerdo rustida y cocida con sake y verduras, acompañado de mayonesa y col china, como también lo ha estado Hideki Matsuhisa, departiendo y cocinando. Recién aterrizado de Amberes donde ha inaugurado restaurante (de nombre K, y de propuesta mediterráneo-japonesa), Matsuhisa ha presentado un cucurucho de salmón de su Kak-Koy, un snack divertido y de fácil ingestión, como su chef.

Otra figura gastronómica que ha transportado sabores ha sido Ly Leap, aquí con su nuevo restaurante Nelumbo, abierto hace un par de semanas y que acerca con un ticket medio bajo y un menú diario a 13€ la cocina asiática del maestro de Indochine. Leap presentaba un curry rojo -con leche de coco- y pollo macerado con citronella y soja y cocinado en el roner.

Por último, describir la tapa del homenajeado, de dos palillos. Era un chirashizushi de verano, una tapa de Japón a base de arroz de sushi y toppings como tortilla de miel, guisante con yuzu, zanahoria cocida en dashi, shitake con soja, caballa en vinagre o jengibre. Una creación visual que llamaba la atención, una creación con sello ineludible que ponía a prueba el dominio con los palillos del comensal barcelonés. Retos. Los menos habilidosos se tiraban al bikini.

El punto dulce y subido

Por la tarde, el interés corría unos metros y los stands de tapas cedían parte de su protagonismo a los de postres. Allí, siete pastelerías daban el toque dulce al Tast, con combinaciones y preparaciones que sorprendían. Espaisucre ha vuelto al evento de La Rambla este vez con su Essence y su cheesecake; como Pastisseria Canal y su versión de la tarta sacher; Escribà y unos visuales y ricos cannolis de tiramisú y fruta de la pasión, u Oriol Balaguer, quien ha acercado una creación ex profeso, Primavera 5.0, con vainilla, chocolate blanco, barquillo, cremoso de mascarpone y yogur y tres ingredientes más. La pastelería tiene sus secretos.

Además, Takashi Ochial y su kakigori, Le Sucré Coeur BCN y su tartaleta Frida (… y tres ingredientes más) y el dulce de leche, cacao, almendras y sal de La Donutería completaban el momento dulce, el que normalmente antecedía a la copa de Freixenet o Royal Bliss anexas. Cuando el sol caía, con los stands a puro rendimiento, el interés líquido subía y la gastronomía maridaba mejor. También para Jordi Esteve (Nectari), Jordi Asensio (Quillo), Matsuhisa, Surinder o Germán Espinosa (Fonda España), algunos de los chefs que más se han prodigado tras su barra, factor a agradecer en una feria también de nombres.

Sílvia Abril, brand ambassador de Almond Breeze

Sílvia Abril, brand ambassador de Almond Breeze

Empezamos con los aperitivos y acabamos con el postre

Mientras fuera la vida no entendía de nada más que de sol, tapas y aperitivos, la sala del Arts Santa Mónica enseñaba a amar la gastronomía con speakers y representantes. Este sábado, además de Silvia Abril -que ha presentado en sociedad Almond Breeze, una bebida de almendras sin gluten ni lactosa que se puede beber sola y que sirve también para cocinar y sustituir por ejemplo a la bechamel-, un comunicativo Germán Espinosa ha remarcado la importancia de los snacks al principio del menú cocinando algunos de los aperitivos de su menú modernista relacionados con el vermut, “nuestro aperitivo”.

Germán Espinosa y sus snacks

Germán Espinosa y sus snacks

Cinzano (presentando su vermujito –mojito con vermut-), Estrella Damm (y su Malquerida) y Royal Bliss (explicando la versatilidad de la gama de su gama de mixers y dando consejos de doble sentido en boca de su representante, Sergio Estévez: “El hielo, cuanto más duro, más grande y más compacto, mejor”) también han enseñado desde el escenario, como lo ha hecho Juan Muñoz en nombre de S.Pellegrino y Acqua Panna. El sumiller ha maridado dos de las mejores tapas del evento (la dorada de Fonda España y el arroz de cap i pota de Hofmann) con vino y agua. Sí, funciona con agua, claro. Virtudes de producto y speaker.

Es la gracia añadida de Tast a la Rambla, escuchar y comprobar 20 metros más allá. Juan Fernández, de El Chigre 1769, y Xavi Marco, de Escribà, han incidido en la interacción directo del evento. Fernández, explicando el concepto de cocina “catariana” -catalana y asturiana- de su restaurante mediante varios platos (entre ellos, el que oferta en el stand exterior: arroz de foie y oricios), y Marco, pormenorizando la técnica de sus cannolis, postre por primera vez presente en público en el Tast y “en breve en nuestra tienda de La Rambla”. Sí, La Rambla. Este calle, definitivamente, tiene poder gastronómico.


Comentarios