Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

La cocina del futuro – Redacción

Redacción
Redacción 16/6/2010Comentarios

Reproducimos el artículo publicado por Miguel Olivares en El País.

Expositor de una tienda de alimentación repleto de productos de cuarta gama / Tania Castro

Expositor de una tienda de alimentación repleto de productos de cuarta gama / Tania Castro

Las patatas frescas, peladas y cortadas, listas para freír, todavía están en fase experimental. La textura y el color se conservan con ácido ascórbico, que ni huele ni sabe a nada. El consumidor solo tiene que calentar el aceite y dorarlas al punto. El esfuerzo de investigación previa para ofrecer los denominados productos de cuarta gama en las tiendas de alimentación es tremendo. Y es una de las especialidades de Ainia, el instituto tecnológico de la industria agroalimentaria que es referencia en todo el mundo.

Ainia albergó ayer una jornada sobre el futuro de la industria envuelta de e-olores, aderezada con comida low-cost (barata) y servida ready to eat (lista para comer). Francisco Pons, presidente de Importaco y de la Asociación Valenciana de Empresarios, puso un dato sobre la mesa. Hace apenas 15 años, los españoles consumían en torno al 30% de la renta familiar disponible en alimentación. Ahora, entre el 13% y el 14%.

Las agrupaciones de productores del sector primario constituyen la única fórmula para afrontar las exigencias de los distribuidores. Pons, otra vez, explicó que cuatro o cinco empresas mueven entre el 70% y el 80% de los productos alimenticios en España. La combinación de la cruda realidad con el gusto del paladar parece compleja. Pons sugirió que los consumidores, tanto particulares como profesionales de la restauración, exigen, cada vez más, productos más o menos elaborados, de fácil preparación y a precios bajos.

Los procedimientos estándar cobran importancia capital para garantizar la seguridad, la calidad y el precio de los alimentos. Aun a riesgo de su sabor. Federico Félix, presidente de la Federación Empresarial de Agroalimentación de la Comunidad Valenciana, destacó el peso de la industria valenciana y la importancia de grandes tractores como Mercadona, Consum o Más y Más.

Y Ana Morato, presidenta del Observatorio de Prospectiva Tecnológica Industrial, ofreció una panoplia de oportunidades para “crecer en tiempos de escasez”. Morato apuntó las posibilidades que entraña la industria auxiliar de envases y la investigación en nuevos materiales. Por ejemplo, botes que cambian de color cuando el producto está listo para degustar.

El desarrollo de sensores biológicos para garantizar la calidad de los productos o el desarrollo de inhibidores para alargar la vida: limpiar las naranjas sin mojarlas para extender su vida en el almacén. O una nueva versión de los alimentos saludables. El éxito de los yogures que combaten el colesterol da paso a la posibilidad de elaborar dietas personalizadas a partir del genoma particular de cada consumidor. Y a su gusto.