Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Oriol Balaguer estrena una nueva línea de bombones en La Duquesita

Redacción
Redacción 14/10/2016Comentarios

Abierta en 1914, la mítica tienda madrileña La Duquesita inició en diciembre de 2015 una nueva etapa de la mano de Oriol Balaguer, quién nueve meses después de la reapertura, presenta las novedades: nuevos postres artesanos, mayor protagonismo al chocolate y una línea de bombones con 12 sabores exclusivos.

LA DUQUESITA_TIENDA_002
Oriol Balaguer, chocolatero de vocación, ha querido profundizar y recuperar la esencia de esta tienda centenaria – cuya fachada sigue presidida por el grabado original “bombones y caramelos finos” – y ha elaborado una nueva carta en la que apuesta claramente por el chocolate y recupera el protagonismo del bombón. En su primer otoño como Pastelería-Bombonería, La Duquesita estrena 12 sabores que van desde los bombones más tradicionales como el crujiente, la vainilla, el anís, la naranja o la violeta, a los bombones de chocolate que incorporan sabores frescos y atrevidos como el yuzu, la maracuyá, el jengibre, los cítricos, el mango o la lima. Para su elaboración ha utilizado cacaos procedentes de Brasil, Perú, Madagascar, Venezuela y Trinidad, que aportan aromas y matices excepcionales.
Algunos de los sabores más emblemáticos de Oriol Balaguer están presentes en las dos líneas de bombones pero a partir de ahí, se diferencian según sabores. Duquesita Tradición incluye los registros más clásicos, en estuches de 16 y 32 bombones y Duquesita Exótico, los sabores más singulares -también en estuches de 16 y 32 bombones. Además, Balaguer plantea una Caja Colección exclusiva con 72 bombones, de los 12 sabores Duquesita.
Junto a los bombones, se mantiene una amplia carta de postres y tartas tradicionales como la de limón, la selva negra o el tatin de manzana. También se incluyen propuestas exclusivas como el Texturas, con cuatro texturas de chocolate y un 70% de cacao grand cru; el Postre Duquesita, esponjoso de yogurt y frutos rojos; la tarta Tradición, de lima y gianduja o la tarta Carlota, un gelificado de fresa y esponjoso de vainilla. Además, junto a estos postres, Oriol Balaguer incorpora en la carta de otoño, la Tarta Sacher, de chocolate y frambuesa, versión Duquesita, y una nueva Tarta de Vainilla, gianduja y chocolate.
La Duquesita mantiene las referencias más distintivas desde que abriera el 30 de diciembre entre ellas el croissant, reconocido con el Premio al Mejor Croissant de España en el año 2014; la bollería de hojaldre y mantequilla, las palmeras de azúcar y chocolate, o el Panettone, uno de los productos emblemáticos, en sus tres versiones, gianduja y castaña, frutas y chocolate.
Asimismo, incorporará estos días una línea de macarons de frambuesa, fruta de la pasión, chocolate y yuzu y potenciará la variedad de chocolates, con nuevas cajas de especialidades de chocolates con almendras, avellanas, granos de café, barquillos, corales y piedras, todos ellos en 70%, chocolate con leche y chocolate blanco.
La tienda busca recoger el nuevo concepto de Pastelería-Bombonería, con un diseño proyectado por el estudio Madrid In Love. La idea es profundizar en su espíritu tradicional y centenario. Con este objetivo, mantendrá los mostradores, vitrinas y espejos originales que fueron rehabilitados antes de su reapertura y también su gran lámpara central e incorpora nuevos elementos de perfil clásico: un suelo blanco con motivos geométricos negros, una barra y mesas en mármol negro, y ligeros elementos en latón pulido, en línea con los existentes.
En lo relativo al producto, Óscar Marine, autor de los diseños de las cajas azules y rojas identificativas de Duquesita vuelve a asumir el diseño de los estuches de bombones y firma la caja Colección, de 72 bombones, a gran formato con un diseño que remite a tradición y clasicismo, en rombos verdes y dorados.