Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

La torre de Babel de las hortalizas está en Lleida – Redacción

Redacción
Redacción 2/9/2009Comentarios

Hortdelmon es una pequeña empresa de Bellvís (Pla d’Urgel, Lleida) que empieza a hacerse un nombre en los mercados centrales de Madrid, Barcelona o Palma de Mallorca por sus hortalizas chinas, pakistaníes, magrebíes y subsaharianas.

Su propietario, Jaume Pla, aprendió mucho de los temporeros chinos que hace ocho años llegaron a sus fincas a ayudarle en sus plantaciones frutícolas, cultivadas antes por magrebíes.

A un grupo le cedió una pequeña parcela en la que los trabajadores plantaron verduras de su tierra que en ocasiones compartieron con la familia Pla, una de las primeras interesadas en contratar temporeros chinos.

Blankua

Blankua

Aquel año, el consulado chino se interesó por este grupo de nuevos temporeros y propuso a los propietarios de la finca que dedicaran algunas tierras a las verduras chinas, cada vez más demandadas en Catalunya.

Así nació Hortdelmon, una pequeña empresa familiar que ahora, con más competencia en productos chinos, intenta crecer con verduras de Marruecos y Pakistán en un mercado por el que empiezan a interesarse algunos cocineros innovadores.

Agricultura alternativa

La finca de Hortdelmon, de sólo siete hectáreas, con el riego y el abono informatizados, es hoy una de las muchas propuestas alternativas que estudian algunos agricultores del área regable del Canal Segarra Garrigues.

Para el propietario, Jaume Pla, el futuro de estas verduras, más allá de la cocina étnica está “en conocer sus propiedades medicinales”. La empresa pretende crecer en los cultivos que más se utilicen en tratamientos de algunas enfermedades, un proyecto con el que participa en el Premio Innovación Tecnológica del Departament d’Agricultura, Alimentació i Acció Rural, en la categoría de empresa agraria.

Pimiento amarillo

Pimiento amarillo

“Para las personas con diabetes es buena la okra (similar a la berengena), la karela (utilizada para esta misma enfermedad en China, Perú y Puerto Rico o la stevia (conocida como hoja dulce, por su sabor)”, afirma Pla.

Según la empresa, el consumo combinado de estas hortalizas puede reducir la inyección de insulina a la mitad. Para el colesterol, Hortdelmon recomienda panchai, y, para los celíacos, cultiva trigo sarraí, una de las propuestas que la Generalitat considera interesante para los agricultores del Canal Segarra Garrigues, según Jaume Pla.

Con el desembarco en el segmento de las hortalizas con propiedades medicinales, la empresa de Bellvís está empezando a comercializar sus productos agrícolas directamente, a través de Internet, y en algunas tiendas, aunque la mayor parte del negocio de Hortdelmon sigue concentrándose en mercados centrales.

 

Fuente: Rosa Matas, Expansión