Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

La Unión Europea defiende a los pescadores y evita reducir las capturas de atún rojo – Redacción

Redacción
Redacción 27/10/2010Comentarios

Después de los artículos sobre el Balfegó y las Almadrabas, ahora nos llega ésta noticia de “La Vanguardia” sobre las decisiones políticas que tanto afectan a la especie. Futuro incierto, sin duda…

Los países se opusieron, de forma mayoritaria, al anuncio de la comisaria europea de Pesca, María Damanaki, que planteó rebajar a la mitad las cuotas de atún rojo en 2011, con el objetivo de garantizar la supervivencia de la especie. Francia fue el país más tajante contra ese recorte, apoyado por Italia, España y siete estados más, entre los que figuran otros mediterráneos -Chipre, Malta, Grecia- y Portugal; sólo apoyaron a la Comisión Europea (CE) el Reino Unido y Suecia.

Los ministros, encabezados por el francés Bruno Le Maire, afirmaron que los informes científicos demuestran que el recurso se está recuperando y que no hay razón para decidir una rebaja de las capturas. La titular española del Medio Ambiente, Rural y Marino, Rosa Aguilar, suscribió la posición francesa pero mostró un tono menos rotundo y apostó sobre todo por continuar los planes actuales de recuperación, según las fuentes.

Aguilar también hizo referencia a los problemas que tienen otras especies, como el pez espada ó varios tipos de tiburones, por lo que abogó por medidas para protegerlas. La CE dio a conocer las propuestas que llevará a la reunión de la Comisión para la Conservación del Atún Atlántico (CICAA ó ICCAT, en inglés), en noviembre en París y que decidirá acerca de las capturas y las restricciones del atún rojo para el año próximo. España es el país europeo que más cuota tiene, con un cupo de 2.526 toneladas para 2010 (la UE tiene 7.104 toneladas).

En concreto, Damanaki propuso situar las capturas mundiales de atún rojo en 6.500 toneladas, mientras que este año el contingente es de 13.500 toneladas. La CE planteó también establecer “santuarios” donde se produce el desove de atún rojo, en los que se prohíba la pesca.

Tras el rechazo de los países a las intenciones de la comisaria, especialmente unánime entre los que extraen el atún rojo, la CE se encuentra en una postura difícil pues normalmente es la encargada de negociar en el ICCAT en nombre de la UE y la falta de respaldo quita legitimidad a las actuaciones de Bruselas.

Precisamente, un grupo numeroso de ministros, entre ellos la española, pidieron hoy a la CE, en otro contexto, que no se exceda en sus poderes cuando habla en nombre de la UE. En concreto, criticaron la actuación de los representantes de la CE cuando se negoció una bajada de cuotas de gambas en las aguas del Atlántico Norte, gestionadas por la organización NAFO (siglas en inglés).

Por su parte, una decena de activistas de Greenpeace se manifestaron frente al Consejo de la UE para pedir el cierre de la pesquería del atún. El Consejo no discutirá hoy finalmente sobre el plan para cambiar la gestión de la anchoa en el Golfo de Vizcaya.

Por otro lado, la CE informó a los ministros sobre las negociaciones con Noruega acerca de los caladeros que explotan conjuntamente con la flota comunitaria. Noruega ha ofrecido intercambiar cuotas de bacalao por cupos de otras especies que le ofrecería la UE, lo que han criticado muchos países, como España, porque no lo ven equilibrado.