Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Las cocinas tradicionales de México y Francia, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad – Redacción

Redacción
Redacción 16/11/2010Comentarios

Un comité de la organización cultural de la ONU reunido en Kenya entendió que las comidas típicas francesa y mexicana son parte de identidades que se transmiten desde generaciones y merecen su nuevo estatus.

El comité intergubernamental de la UNESCO agregó además la dieta mediterránea como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, en respuesta a una solicitud conjunta de España, Italia, Grecia y Marruecos.

Otras expresiones culturales como la marimba colombiana, la danza ritual huaconada de Perú o el flamenco español también fueron agregadas a la lista durante la reunión en Nairobi.

Rituales sociales

El objetivo de la lista de patrimonio cultural inmaterial de la UNESCO es proteger culturas y tradiciones populares que tienen un valor particular para la humanidad y deben conservarse.

La cocina tradicional mexicana y la comida gastronómica francesa fueron presentadas por esos países como rituales sociales que merecían integrar esa lista.

Francia realizó una larga campaña que tuvo el apoyo del presidente Nicolas Sarkozy y de varios de sus chefs más destacados, que creen que la cocina tradicional del país está amenazada por el ritmo de vida moderno.

La nominación francesa indicó que la gastronomía nacional es una práctica social que permite unir a la gente para disfrutar del “arte del buen comer y beber”.

México, por su parte, señaló que su cocina tradicional “es un modelo cultural integral que incorpora prácticas rituales y agrícolas, habilidades centenarias, técnicas culinarias y costumbres ancestrales”.

La decisión de la UNESCO “significa antes que nada una inmensa responsabilidad”, dijo Gloria López Morales, miembro de la delegación mexicana que viajó a Nairobi, en diálogo con BBC Mundo.

“Defender la raíz”

López Morales indicó que la convención del patrimonio inmaterial de la UNESCO es un instrumento eficaz para salvaguardar un bien cultural, pero necesita compromisos concretos de los países.

“El trabajo serio y trascendental viene a partir de ahora”, dijo la experta, que preside el Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana, una organización no gubernamental.

“Lo importante es defender la raíz, la base”, agregó. “Tenemos comunidades indígenas con un riquísimo patrimonio, pero necesitan mucho apoyo antes de que la globalización arrase con ellas”.

La decisión de la UNESCO sobre México indicó que la cocina tradicional se basa en elementos como el maíz, el frijol o el chile, métodos únicos de cultivo e ingredientes autóctonos como el cacao o la vainilla.

El comité destacó que hay medidas en curso y planificadas para proteger la cocina tradicional, con proyectos de investigación y entrenamiento práctico, con apoyo estatal y de las comunidades afectadas.

Otras culturas latinas

Otras tradiciones culturales mexicanos que se agregaron a la lista de patrimonio inmaterial de la UNESCO son el canto de la pirekua y los parachicos de la fiesta de enero en Chiapa de Corzo.

Colombia, en tanto, logró que el sistema normativo de los wayuu, la música de marimba y los cantos tradicionales del Pacífico Sur pasen a integrar la nómina mundial.

La UNESCO también incorporó a su lista dos candidaturas de Perú: la danza de la tijera y la huaconada, una danza ritual de Mito.

De este modo, todas las candidaturas latinoamericanas fueron aceptadas por el comité intergubernamental de la UNESCO, que consideró en Nairobi 51 tradiciones culturales de 31 países diferentes.

La lista de patrimonio inmaterial de la ONU fue creada mediante una convención de 2003, ratificada por 132 países, y hasta ahora contaba con 178 danzas, canciones y tradiciones culturales.