Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Los Casacas Rojas celebran el 150 aniversario de Vega-Sicilia en Can Jubany

Redacción
Redacción 4/3/2014Comentarios

El grupo gastronómico se reúne para conmemorar que Eloy Lecanda fundó la prestigiosa bodega española en el año 1864

La asociación gastronómica Casacas Rojas se ha querido sumar al 150 aniversario de Vega-Sicilia organizando el primer festival de su Calendario Gastronómico 2014 con Nandu Jubany y su equipo en su restaurante Can Jubany en Calldetenes. Eloy Lecanda fue el fundador de la prestigiosa bodega española en el año 1864.

Casacas Rojas

Los Casacas Rojas en Can Jubany junto al director general de Vega-Sicilia.

Para el evento se escogió, habida cuenta la temporada y los fabulosos vinos de la prestigiosa y legendaria bodega de Ribera del Duero, la trufa como hilo conductor del menú y se degustaron platos que emocionaron a los 50 Casacas Rojas asistentes, tanto como los vinos. Se contó con la presencia del buen amigo de los Casacas y director general de Vega-Sicilia, Don Pablo Álvarez, quien viajó expresamente desde Valladolid para no perderse el festival. Él conoce bien a esta asociación pues 30 de sus socios visitaron la bodega de la compañía en Peñafiel el  pasado junio del 2012.

Dando su toque personal a los festivales gastronómicos del grupo, los Casacas Rojas quisieron realizar un hermanamiento entre la cultura gastronómica de Castilla y Cataluña. Sus fundadores, Josep Vilaseca y Gregori Salas, bajaron las escaleras del hall de la entrada del Can Jubany portando en brazos una oveja en representación de Peñafiel-Castilla y un cerdo en representación de Vic-Cataluña, bajo los acordes de la ya mítica y solemne Fanfare for the common man de Emerson, Lake & Palmer.

Don Pablo Álvarez quiso sumarse también al aniversario vistiendo una elegante americana de color rojo-burdeos y, sobre todo, aportando vinos excepcionales como el Macán 2010, que todavía no ha salido al mercado, y el Único Vega-Sicilia de 1990, en formato magnum, un vino que no se olvidará jamás y que causó verdaderas emociones. Además se degustaron también el Valbuena 2006, el Reserva Especial con añadas del 1994, 1999 y 2000 y el Único del 2003.