Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Los hermanos Roca renuevan la oferta gastronómica del hotel Omm

Luis Tusell
Luis Tusell 6/2/2013Comentarios

El establecimiento barcelonés reforma su restaurante de una estrella Michelin y el bar con ‘street food’

Josep y Jordi Roca, Rosa Maria Esteva, Juan Mari Arzak, Joan Roca y Ferran Adrià, en la presentación de Roca BCN.

El hotel Omm de Barcelona presentó este martes su nueva oferta gastronómica, de la mano de los hermanos Roca, de El Celler de Can Roca. A la presentación, con posterior cena, acudieron unas 500 personas, entre las que estaban, además de Joan, Josep y Jordi Roca, colegas suyos como Ferran Adrià, Juan Mari Arzak o Nandu Jubany y el alcalde de Barcelona, Xavier Trias.

Tras 10 años de colaboración y la obtención de una estrella Michelin y dos soles Repsol, el restaurante Moo pasa a denominarse Roca Moo. Los Roca han dado un nuevo giro a su propuesta barcelonesa, añadiendo a ella el bar del hotel, el nuevo Roca Bar, siempre basando su cocina creativa en los productos de la tierra. Esto supone “más implicación” en el proyecto, como lo demuestra el hecho de que su apellido se añada al nombre del restaurante y del bar.

“Creo que hemos conseguido la metamorfosis”, explicó Rosa Maria Esteva, propietaria del grupo Tragaluz, del que forma parte el hotel. Para Joan Roca, se trataba de “repensar el espacio y el concepto”.

Joan Roca y Juan Mari Arzak en la nueva cocina con barra del Roca Omm.

El espacio se renueva gracias al interiorismo del equipo de Sandra Tarruella y al nuevo jardín interior de abedules, procedentes de Girona, la tierra de los Roca. Además, el bar gana espacio en detrimento del restaurante para instalar mesas donde ofrecer una oferta desenfadada de comida, con platos a compartir, tapas (algunas procedentes del Celler de Can Roca) y un nuevo concepto de bocadillos: los Rocadillos, que según el chef son “bocadillos de cocina”, sellados y con guisos en su interior. “Es una forma de repensar el mundo de los bocatas”, explicó Roca.

En el restaurante gastronómico, capitaneado como siempre por el chef Felip Llofriu, se ha incorporado una pequeña cocina abierta donde se finalizan y emplatan los productos, con una barra donde poder catar y observar el trabajo de los cocineros. Es una nueva forma de “acercar la cocina a la sala”, según Josep Roca, muy partidario de “enriquecer el restaurante con los cocineros interactuando en el comedor para generar expectativa y entretenimiento”. El restaurante ofrece, además de la carta y el menú de mediodía, tres menús con maridaje de vinos. Son el menú de temporada, el vegetariano y el degustación de Joan Roca.