Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Los japoneses se quedan sin atún rojo del Mediterráneo – Redacción

Redacción
Redacción 23/2/2010Comentarios

Como se esperaba, la Comisión Europea se pronunció ayer a favor de respaldar la prohibición al comercio internacional de atún rojo, pero con dos matices: que no entre en vigor hasta 2011 y que contempla excepciones para que la flota artesanal venda a nivel local.

Maria Damanaki, comisaria europea de Pesca y Asuntos Marítimos, afirmó ayer que “nuestro objetivo es garantizar un futuro viable para los pescadores. Para ello es necesario que las poblaciones de atún rojo del Atlántico presenten un estado saludable, y es evidente para todos que la sobrepesca no es, en absoluto, la mejor manera de hacerlo. Un aspecto importante de la solución que proponemos es un acuerdo especial para los buques pesqueros artesanales”.

Este último aspecto, bien acogido desde el Gobierno central, supone un motivo más de preocupación para la Organización de Productores Pesqueros de Almadraba (OPP). El motivo es claro: aunque se prorrogue un año la prohibición de comercializar el atún y aunque a la flota artesanal se le permita vender a miembros de la UE, en la actualidad su principal cliente es Japón, adonde llega el 90% del pescado que captura la flota gaditana.

La portavoz de la OPP, Marta Crespo, lo decía ayer de forma clara: “Habrá que comenzar de cero, volver a captar una cartera de clientes europeos y claro, si todos los que están afectados por esto venden sus atunes a los mismos países, la cuota de mercado a repartir será muy pequeña”. La posición de Bruselas supone dar el a entrar en el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (Cites), lo cual es “malo para todos”. “Ahí entraremos todos, incluida la flota artesanal, y si entramos, tarde o temprano supondrá el cierre”, añadió Crespo. Sí mostró su esperanza en la reunión de noviembre del Instituto de Conservación de los Atunes del Atlántico (Iccat), “porque sería darle el ultimátum; aquí se verá si es capaz Iccat de gestionar el recurso o no y si de una vez coge el toro por los cuernos y es capaz de establecer lo que lleva tantos años intentando, que es hacerle caso a los científicos y establecer la moratoria para el cerco del Mediterráneo”.

La UE debe fijar su posición formal de cara a la reunión de Cites que tendrá lugar entre el 13 y el 25 de marzo en Doha (Qatar) y en la que se discutirá si incluir este recurso en el Anejo I de especies protegidas, lo que en la práctica se traduciría en el veto a su comercialización.