Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Los restaurantes deberán informar sobre la presencia de alérgenos en sus platos

Redacción
Redacción 3/10/2014Comentarios

Los establecimientos que no informen acerca de las sustancias posiblemente alérgicas se arriesgan a sanciones económicas

Los-restaurantes-deberan-tener_54416354713_51351706917_600_226

Los restaurantes que no cumplan la ley podrán ser sancionados.

A partir del próximo 13 de diciembre los restaurantes deberán informar a sus clientes sobre el contenido de alérgenos en los platos de consumo final. De lo contrario, podrán ser sancionados.

Este nuevo reglamento de la Unión Europea (el 1169/2011, aprobado el 25 de octubre de 2011) sobre la información alimentaria proporcionada a los consumidores, reúne toda la normativa de la UE respecto a los alimentos y etiquetado que se presenten sin envasar para la venta de consumidores finales.

Por otra parte, también prevé que los estados que formen parte de la UE establecerán normas determinadas  sobre el modo de facilitar esta información a los consumidores. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria está a punto de aprobar un Real Decreto que defiende que la información sobre alérgenos se pueda proporcionar de manera oral o escrita. En caso de facilitarse de forma oral, el operador también deberá poner a disposición la información por medio escrito o electrónico.

Este lunes 29 de septiembre el director de la Agència de Salut Pública de Catalunya, Alfons Vilarrasa y Victoria Castillo, responsable del Comité Científico Asesor realizaron una conferencia sobre este tema en el Campus de la Alimentación de la Universidad de Barcelona (UB). La conferencia sirvió asimismo para presentar de manera oficial la nueva sede de la Fundació Institut Català i de la Cultura Gastronómica (FICCG), que ya se encuentra en funcionamiento desde septiembre.

En la presentación de la nueva sede de la FICCG se dio a conocer Restalergia, es una aplicación web para los profesionales de la cocina y la restauración que ayuda a detectar y gestionar los alérgenos y las intolerancias alimentarias. Con esta herramienta los restauradores podrán cumplir la ley con más facilidad y evitarán posibles sanciones.