Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Madrid Restaurant Week: alta cocina para todos los bolsillos

Redacción
Redacción 18/10/2010Comentarios

El ‘carret de cordero al horno con su asadillo de pimientos y puré cremoso de patata asada’ del Café de Oriente, la ‘brandada de bacalao gratinada al ajo dorado’ del Colonial Norte, el ‘risotto de hongos’ de El Chaflán, la ‘merluza con calabazas y uvas’ de La Broche, la ‘esqueixada de bacalao, brotes y pomelo’ del Paradis Madrid o la ‘vieira asada con patata ahumada violeta, bacon y Tio Pepe’ del Pedro Larumbe. Estos son algunos de los platos ‘inaccesibles’ para muchos bolsillos que, por arte y gracia de la III Madrid Restaurant Week (MRW), se podrán degustar del 22 de octubre al 1 de noviembre sin que la cuenta nos corte la digestión.

La Madrid Restaurant Week empieza a consolidarse en la capital siguiendo los pasos de Nueva York, Washington, Londes o Lisboa. Esta vez son 54 restaurantes madrileños de alta cocina los que se suman a esta iniciativa para disfrutar de los mejores platos de chefs consagrados con un objetivo solidario: menús a 25 euros, de los que 1 euro irá destinado a una ONG (24 euros+IVA+1 euro solidario). Sólo en la primera edición se superaron los 16.000 euros de recaudación solidaria, que se destinaron a la Fundación Española del Corazón y a la ONCE.

En esta tercera edición, según informa la organización, como novedad se suman siete restaurantes del Paseo de la Gastronomía de la Casa de Campo y otros nuevos a los ya habituales Europa Decó, East 47, Balzac, Arce, Dassa Bassa o Alboroque.

Puertas abiertas para todos

Esta semana gastronómica, organizada por el sello de calidad ‘Sabor del Año’ con el apoyo del Patronato de Turismo del Ayuntamiento de Madrid y el patrocinio del Grupo Freixenet, pretende vencer el ‘miedo’ a atravesar las puertas de los templos gastronómicos. “Abrimos las puertas al público normal, al que no pasa nunca por nuestra puerta porque le da miedo, para que nos conozcan y vean que no somos tan fieros”, explica Javier Regato, director del Café de Oriente (Pza. de Oriente, 2), del grupo Lezama, que participa también con la Taberna del Alabardero (Felipe V, 6) en la MRW.

Regato, que es un habitual de esta iniciativa gastronómica y uno de sus precursores en Madrid tras años de participación de la Taberna del Alabardero de Washington en la Restaurant Week de la capital estadounidense, afirma rotundo que es “una obligación” el estar en este evento gastronómico. Aunque reconoce que los beneficios bajan durante la MRW, “bien gestionado, no se pierde dinero”, es más, lo considera una oportunidad para atraer nuevos clientes “porque se cambian beneficios por volumen de público”.

En la III MRW, el templo gastronómico de la Plaza de Oriente ofrece “el menú más Café de Oriente” de las tres ediciones, dice Regato, con platos como zamburiña al graten, taco de merluza a la Ondarresa, el tradicional carret de cordero y las habituales castañas, todos ellos platos que llevan en la carta muchos años. “La gente viene para disfrutar de estos restaurantes a un precio barato y les engañaríamos si hiciésemos menús de 25 euros”, defiende el director del restaurante, que añade que eso sería “tirar piedras contra nuestro propio tejado”.

El Café de Oriente y La Taberna del Alabardero no hacen excepciones y ofrecen los menús de 25 euros en comidas y cenas todos los días de la semana -algunos restaurantes sí hacen excepciones- y, van incluso un paso más allá, y, pese a que la norma general es que la bebida y el café no están incluidos, ellos incluyen por el mismo precio agua mineral, café o infusión y delicias de su obrador.

“La gente que llama tiene todo el arte y preguntan si les va a costar más la bebida que el menú, pero nosotros tenemos muy claro el concepto de la Restaurant Week y por eso incluimos el agua y el café. Otra cosa es que el cliente luego quiera un vino de nuestra carta de vinos… Yo esa semana no cuento las cajas, cuento las personas y la gente que se ha ido contenta”, asegura Regato, que ya tiene algunas reservas para la MRW y tiene el “feeling” de que esta edición será un éxito.

Llamada a la solidaridad

Dos restaurantes que se han sumado este año a la MRW son el Colonial Norte (C.C. Príncipe Pío) y Il Gusto (Espronceda, 27), del Grupo Oter. Según su responsable de comunicación, Sara Domén, participar en esta semana gastronómica, además de suponer un “acercamiento al público no habitual”, es una “apuesta por la solidaridad y la responsabilidad social”.

En ambos restaurantes se podrá disfrutar del menú de 25 euros también en comidas y cenas y todos los platos que los componen “están en la carta, son de primera calidad, reconocidos y testados”, según Domén. Así, se podrá degustar la pasta fresca que elabora el propio restaurante en su ‘lasagne en dos texturas ‘bolognesa y pesto’ o en los ‘tragliatelle fresco a la bolognesa’ y del ‘bacalao laminado con su pil-pil y patatas confitadas’, entre otros platos a elegir.

La Restaurant Week se ideó en Nueva York hace 16 años como un modo de revitalizar el sector en las épocas más difíciles para la restauración, como es el caso del otoño en Madrid. A esto hay que sumarle la crisis económica, que también se deja notar en los altos fogones.

“Hay crisis y la estamos sufriendo y por eso hay que agudizar el ingenio”, cuenta Regato, que en el Café de Oriente ha implantado una serie de menús promocionales a precios más económicos, como el que pusieron en la carta en julio dedicado a la gastronomía del Camino de Santiago por 35 euros, pero con la calidad habitual. De hecho, Regato está orgulloso de poder mantener en octubre los mismos puestos de trabajo pese al cierre de las terrazas.

Domén explica que ellos también notan la crisis, “pero más que en el número de comensales, en la facturación final, porque la gente antes se deshinibía más a la hora de pedir los vinos”.

La MRW volverá a llenar las mesas de estos restaurantes madrileños del 22 de octubre al 1 de noviembre, y, a buen seguro, serán muchos los comensales que pierdan el miedo a los templos gastronómicos de la cocina de autor y opten por repetir.

Fuente: RTVE