Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Martín Berasategui asume la dirección de la mítica Fonda España barcelonesa – Pau Albornà

Pau Albornà
Pau Albornà 3/12/2010Comentarios

Las siete estrellas de Martín Berasategui / Salsa de Chiles

Después de igualar a Santi Santamaria como el cocinero con más estrellas Michelin de España, siete en total, Martín Berasategui inicia una nueva aventura en su ciudad de adopción, Barcelona, donde ya cuenta con tres restaurantes.

Hace unos meses salió a la luz que el cocinero donostiarra se encargaría de la dirección gastronómica del restaurante Fonda España, mítica casa de comidas de la ciudad condal ubicada en el Hotel España, en el centro histórico, entre Las Ramblas y el Gran Teatro del Liceu. Y esta misma semana acaba de abrir sus puertas, renacida después de catorce meses de reformas que han lavado la cara a un hotel que puede presumir de tener un comedor proyectado y decorado por el genial arquitecto modernista Domènech i Montaner.

La Fonda España está situada en el centro histórico barcelonés

“Nuestro objetivo es reducir el agujero entre la alta cocina y el cliente de a pie, para que todo el que quiera comer bien no solo tenga la opción de los grandes restaurantes creativos”, de esta forma explica un ilusionado Martín su nueva apuesta barcelonesa. Se centrará en actualizar los platos de fonda de toda la vida, con recetas de los distintos territorios de España pero con un claro protagonismo de la cocina tradicional catalana.

“Barcelona es mi segunda casa, donde me han acogido como a un hijo”, apunta el cocinero, que con la Fonda España suma su tercer restaurante en un hotel barcelonés, todos del Grupo Condes y entre los que se encuentra el único establecimiento con dos estrellas Michelin de la ciudad, Lasarte, donde oficia el cocinero Antonio Sáez. Los demás restaurantes premiados por la guía roja son la casa madre guipuzcoana, Martín Berasategui, con tres estrellas; una para M.B., en el Hotel Abama de Tenerife; y la más reciente, la del sevillano Santo del Hotel Eme Catedral.

¡Garrote Martín!