Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Nueva edición del Quintotapa Pota Blava Prat

Redacción
Redacción 13/10/2016Comentarios

El Baix Llobregat, en Barcelona, acoge del 11 de octubre al 1 de noviembre Quintotapa Pota Blava Prat, la octava edición de una ruta gastronómica de tapas organizada por la Asociación de Gastronomía y Turismo de la zona (AGT). En esta ocasión, Quintotapa se vuelve a centrar en el Pota Blava, una variedad de pollo que debe su nombre al tono azulado que caracteriza las patas de este animal, y que puede presumir de ser uno de los productos autóctonos con más historia de la zona.

El restaurante Sinfonía, espacio culinario de Sallés Hotel Ciutat del Prat 4* ofrecerá una crema catalana de Pota Blava, una versión falseada de este postre que, en lugar de matices dulces, cuenta con el característico sabor de esta carne de pollo combinada con verduras. Junto a éste, la tapa de la casa: la Tartaleta marinera.

El restaurante Sinfonía, espacio culinario de Sallés Hotel Ciutat del Prat 4* ofrecerá una crema catalana de Pota Blava, una versión falseada de este postre que, en lugar de matices dulces, cuenta con el característico sabor de esta carne de pollo combinada con verduras. Junto a èste, la tapa de la casa: la Tartaleta marinera.

Para ensalzar las virtudes culinarias de este ave, 28 establecimientos de El Prat de Llobregat han elaborado una serie de tapas con el Pota Blava como denominador común. Hasta 49 propuestas variopintas que podrán disfrutarse junto a un quinto de cerveza Moritz a un precio de 3,5 euros. Además, los establecimientos participantes ofrecerán una ‘tapa de la casa’ de elaboración libre que, junto al quinto de Moritz y por un precio de 2,5 euros, promete ser el complemento perfecto en estas jornadas marcadas por el Pota Blava.

La protección y comercialización de aves autóctonas en el Prat se remonta al Siglo XVIII. Tal vez por ello, el Pota Blava es el primer pollo con Indicación Geográfica Protegida del país. La coloración característica de su plumaje, sus patas alargadas y azuladas junto a una cresta de cinco o seis puntas han convertido al Pota Blava en un sello inconfundible del Delta del Llobregat.