Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Paco Pérez se alía con Arturo Sánchez para componer un menú ibérico

Redacción
Redacción 10/6/2015Comentarios

La marca de Guijuelo celebra los 50 años del origen catalán de su salchichón ibérico

Arturo Sánchez celebró ayer en Barcelona los 50 años de su salchichón ibérico. El embutido surgió de una apuesta entre Arturo Sanchez, primera generación de la marca, y un cliente catalán de Vic al que visitaba anualmente. Se apostaron si un salmantino sería capaz o no de hacer un salchichón de cerdo blanco tan bueno como si estuviera hecho en Vic. Arturo Sánchez recogió el reto y dos años después obsequió a su cliente con la primera producción del salchichón blanco de bellota. Un producto de cerdo ibérico 100 por 100 con doble montanera de bellota y curado en los secaderos de Guijuelo.

9La nueva generación al frente de Arturo Sánchez rindió homenaje a la figura del fundador de la marca y a Cataluña, al territorio que inspiró uno de sus productos estrella. Todas las elaboraciones de Arturo Sánchez siguen métodos artesanales que se han heredado generación tras generación y parten de una selección de cerdo ibérico que se escoge en las mejores dehesas. Estas prácticas, convertidas en sello de identidad de Arturo Sánchez, son el orgullo de una estirpe que reivindica la pureza del ibérico y la tradición gastronómica entorno a sus productos.

El chef Paco Pérez, distinguido con cinco estrellas Michelin por el conjunto de los restaurantes en los que opera, entre las cuales dos corresponden a la Enoteca de Hotel Arts de Barcelona, ofició un menú inédito, único y concebido para la ocasión con la esencia ibérica como línea argumental en todos los platos.

Paco Pérez, cliente y buen conocedor de la marca Arturo Sánchez desde hace décadas, brindará junto con la marca un arroz meloso de la dehesa en la II edición de Tast a la Rambla, la Semana Gastronómica de Barcelona que tendrá lugar en la emblemática calle del 11 al 14 de junio y que acercará lo mejor de los fogones al público de la capital catalana.

El Menú

Una cata inicial de producto ibérico fue el inicio del menú que siguió con unos snacks de impresionante factura técnica; polvorón ibérico con esferificaciones de aceite virgen extra y grasa de jamón, piel de cochinillo con pipas, croissant ibérico y ósmosis de melón con jamón.

Siguió a este aperitivo, un matrimonio de ventresca y jamón de bellota ibérico gran reserva; unas kokotxas de merluza al pil pil de jamón y caviar; lenguado, mèunier ibérica y gnocchis cremosos rebozados en frutos secos, avellanas, piñones y hierbas; y una sinfonía ibérica compuesta de cochinillo, panceta, pluma y presa, todas ellas a modo de reivindicación del producto fresco con el que trabaja Arturo Sánchez, acompañadas de coulant de morcilla, esférico de manzana, salvia salvaje y flor de cebollino.

Sobre Arturo Sánchez

Arturo Sánchez atesora casi un siglo de tradición, experiencias y artesanía. Cuatro generaciones han perfeccionado la selección de los cerdos, las técnicas de elaboración y el cuidado en la maduración para dar como resultado embutidos que son una joya gastronómica. Los embutidos ibéricos de Arturo Sánchez pueden presumir de estar curados con adobos y especias naturales, atados a mano, secados en la “campana” al calor del fuego de la leña de encina y secados en bodegas naturales de Guijuelo, con los aires fríos de las sierras cercanas de Gredos y Béjar, controlando día a día la curación de las piezas mediante la apertura y cierre manual de las ventanas, permitiendo ese paso de aire de forma gradual para realizar una maduración lenta, sin prisas, y así conseguir que vayan adquiriendo ese sabor y aroma que los hace diferentes.