Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Plantas comestibles en el mercado de La Boquería – Redacción

Redacción
Redacción 3/4/2009Comentarios

Sabor&Salud, empresa dedicada al cultivo de plantas aromáticas y flores comestibles, organizó esta semana una cata de sus productos en el aula de cocina del mercado por excelencia de Barcelona, La Boquería. Entre los asistentes, estaban varios de sus clientes como Eduard Xatruch (jefe de cocina de El Bulli) y establecimientos de la talla de Moo, Els Casals, Dos Cielos, Drolma, Can Vallès, El Single, East 47, Saüc… Bernard Marc Benbassat o Loftwines. Peter Knacke, productor y gerente de la empresa, transmitió con imaginación la infinidad de aromas, sabores y texturas que encontramos en la huerta de agricultura ecológica que regenta.

“No hay malas hierbas, sólo malos cultivadores”. Estas sabias palabras de Víctor Hugo parecen haber sido la inspiración de Thekla Kurpjuweit, Peter Knacke y Ragna Protzen a la hora de montar su negocio, o, mejor aún, a la hora de elegir una nueva forma de vida en la que han conseguido estar en armonía con la naturaleza. Estos tres alemanes, licenciados en Empresariales y Agricultura, decidieron instalarse en Málaga en 2004 para crear la empresa Sabor&Salud. Buscaron una original forma de ganarse la vida: cultivar flores comestibles y plantas comestibles. Además, optaron por una agricultura ecológica sin ningún tipo de tratamiento químico o artificial. Una aportación singular que actualmente colorea los platos de muchos restaurantes españoles y los paladares de los comensales.

En sus huertos del privilegiado entorno de Canillas del Aceituno no hay patatas, ni espárragos, ni cebollas, ni tomates, tampoco pimientos o ajos. En los 4.000 metros cuadrados que trabajan hay, sin embargo, una amplia variedad de plantas aromáticas, medicinales y flores comestibles.

“Hemos fundado Sabor&Salud con el objetivo de fomentar el consumo de flores comestibles combinadas con distintos manjares. En esta idea empresarial se conjuga nuestro amor a la naturaleza y la necesidad de concienciar a la gente de que todo lo que da el campo se puede comer”, explica Thekla Kurpjuweit, copropietaria de la empresa. “Servimos a restaurantes que quieren innovar en sus platos y ofrecer algo diferente, pero que siempre sea de buena calidad”. Las variedades de plantas cultivadas en la huerta son muy amplias: pasiflora, citronela asiática, caléndula, begonias rosas, blancas y rojas, tomillo, crisantemo, orégano, albahaca y rúcula, entre otras muchas.