Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Poncelet Cheese Bar llega a Barcelona

Redacción
Redacción 10/9/2014Comentarios

El hotel Melià Sarrià acoge el restaurante que ofrece en su carta más de 140 quesos artesanos

Poncelet, conocido por ser un referente en la cultura gastronómica del queso, ha inaugurado en Barcelona un nuevo restaurante. Madrid cuenta ya con un establecimiento de estas características y con la misma filosofía de negocio llega ahora a la ciudad condal. Un local de 400 metros cuadrados en la planta baja del hotel Melià, donde los amantes del queso pueden disfrutar de más de 140 variedades artesanas, nacionales e internacionales.

La sala de Poncelet.

Su carta dispone de referencias queseras procedentes de las 17 comunidades autónomas españolas y de otros ochos países europeos como Francia, Suiza, Italia, Bélgica o Irlanda, además de Estados Unidos, la novedad en la apertura barcelonesa. La oferta gastronómica del nuevo Poncelet Cheese Bar incluye tablas ya establecidas así como la opción de confeccionarse la suya propia a partir de su amplia lista de quesos. Cada comensal recibe junto al plato una nota explicativa, de cata, que indica país de procedencia, denominación, tipo de leche, corteza, animal e intensidad. El servicio de sala aconseja, para el mayor disfrute de los quesos, maridaje y orden de degustación. Todos los quesos son servidos en su estado óptimo de maduración; los maestros queseros, dirigidos por Sergio Martínez, revisan así día a día su espectacular cava.

Tabla de degustación de quesos de Poncelet.

Los bombones de queso manchego y velo de Pedro Ximénez o las setas salteadas con virutas de queso Comtê son algunos de los platos con los que se complementa la carta de quesos. Además de una extensa oferta en vinos, cócteles y cervezas, Poncelet Cheese Bar ofrece asimismo un menú Anti-quesos para aquellos que no busquen este producto en su plato.

Poncelet nació en 2004 con la apertura de su tienda especializada en la calle Argensola de Madrid. Además dispone desde 2009 del primer y único centro afinador de Quesos de España donde el objetivo es alcanzar su perfecto grado de maduración antes de ponerse a la venta. En 2011 abrieron el primer restaurante en la capital y recientemente han inaugurado también Cheese Tavern en el Mercado de San Ildefonso.