Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Portugal quiere ser en un destino gastronómico de referencia

Redacción
Redacción 11/2/2011Comentarios

Portugal, mundialmente famoso por su patrimonio histórico y natural, comenzó a escoger sus siete maravillas gastronómicas con el objetivo de situar al país como un destino turístico culinario de primer orden.

El bacalao con nata, el cerdo alentejano, la sopa de piedra o el cocido son algunos de los sabrosos platos que se someterán al veredicto de los portugueses.

El proyecto, presentado en la localidad lusa de Santarém, se compone de una primera fase, para la selección de 70 platos, de la que posteriormente saldrán 21 finalistas.

En septiembre, una gran votación popular dictará las siete delicias culinarias de Portugal, divididas en otras tantas categorías: entradas, sopa, marisco, pescado, carne, caza y repostería.

“Si el primer motivo de un turista extranjero que viaja a España es la gastronomía, entendemos que Portugal no debe quedarse atrás. Sólo necesitamos comunicar”, declaró el Secretario de Estado de Turismo, Bernardo Trinidade, quien asistió a la presentación de la iniciativa.

Portugal dispone de materia prima de elevada calidad, como el pescado o las hortalizas, y de profesionales de la restauración altamente cualificados que podrán aportar un valor añadido al turismo, aseguró.

Actualmente, este sector es una de las principales fuentes de ingreso de la economía lusa y tiene un peso cercano al 8 por ciento en el Producto Interior Bruto (PIB) del país, según datos oficiales.

El ministro luso de Agricultura, Antonio Serrano, otra de las autoridades asistentes, opinó que una de las formas más eficaces de incentivar la producción agropecuaria nacional es fomentando la utilización de productos autóctonos en la cocina portuguesa.

“Por esta vía, podemos ayudar a Portugal, a nuestra balanza comercial y contribuir a resolver problemas de déficit”, comentó Serrano, quien también aludió a la promoción internacional de la cocina lusa.

El organizador del acontecimiento, Luís Segadaes, vaticinó el éxito del concurso -“la gastronomía es el deporte nacional en Portugal, por delante del fútbol”, aseguró- y explicó que el objetivo de la votación es reforzar la presencia de los platos tradicionales portugueses, así como la utilización de las materias primas lusas.

Las siete maravillas de Portugal está incluido en un programa de promoción del país, después de que en los años precedentes se celebrasen votaciones para escoger sus siete monumentos más significativos o sus siete mejores parajes naturales.