Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

El primer blanco de Dehesa de los Canónigos es un monovarietal de albillo mayor

Redacción
Redacción 23/5/2017Comentarios

La bodega de la D.O. Ribera del Duero, Dehesa de los Canónigos, presenta su primer blanco. Un monovarietal de albillo mayor, fruto de sus viñas de más de 80 años, que busca convertirse en la más fiel expresión de esta variedad.

El primer blanco de la bodega de la Ribera del Duero, Dehesa de los Canónigos, ya está en el mercado. Se trata de un monovarietal de albillo mayor que forma parte del proyecto de futuro del director general de la bodega, Iván Sanz, y de la directora técnica y enóloga Belén Sanz. La idea era “dedicar una pequeñísima parte de las uvas que evocan tan buenos recuerdos en nuestra infancia y de tanta tradición en la Ribera del Duero como lo es la albillo, para elaborar un vino que represente en estado puro lo que es esta variedad”.

En cuanto a las características técnicas nos cuentan que el blanco, bautizado como Dehesa de los Canónigos Albillo, “fermentó con levaduras autóctonas, al 50% en barrica francesa de un año de edad, mientras que la otra mitad lo hizo en depósitos de acero inoxidable con los hollejos”. Seis meses en barrica y varios en botella completan su elaboración. ¿El resultado? “un vino con gran cuerpo en boca y que mantiene una nariz muy intensa, auténtica y fresca, que simboliza el estado puro de nuestra variedad albillo”.

La cosecha de esta primera añada es la de 2015, tiene una producción limitada a menos de 1.000 botellas y su etiqueta es una reproducción de una obra en acrílico sobre lienzo creada en exclusiva  por el famoso pintor hiperrealista Luis Pérez.


Comentarios