Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

¿Te gusta la lamprea? te proponemos dos rutas gastronómicas

Redacción
Redacción 28/7/2017Comentarios

El Concello de Arbo quiere poner en valor sus elementos patrimoniales, gastronómicos, religiosos, paisajísticos y etnográficos, entre otros, durante los meses de verano. Por esta razón nos propone un recorrido muy apetitoso: la ruta de la lamprea.

La Ruta de la Lamprea es un proyecto que pretende poner en valor los principales recursos etnográficos, naturales, gastronómicos y culturales vinculados con la lamprea. Asimismo, ayuda a promover los numerosos negocios hosteleros de la villa, una magnífica oportunidad para conocer y degustar sus productos.

Nos proponen dos vías:

-Lamprea e pesqueiras en Arbo

El río está ligado a la historia, la cultura y la gastronomía de este municipio, por lo que es una parte indisoluble de su paisaje. La lamprea del Rio Miño en Arbo, dicen que es la de mayor fama de toda Galicia. La ruta comienza en el acceso a  la Playa Fluvial de Sela, y nos permite visitar, guiados por los paneles divulgativos, las emblemáticas Pesqueiras, encuadradas en un mágico paisaje ribereño. La segunda parada obligatoria del trayecto es el Centro de Interpretación del Vino y la Lamprea Arabo, donde se muestra a los caminantes los principios de sus más preciados productos: el vino y la lamprea. El punto final de este camino llega como inigualable espectáculo natural del Paseo Fluvial, a las Pesqueiras y al Puente Internacional del Rio Miño.

-Arbo, auga e pedra maxica

Agua y naturaleza son protagonistas en Arbo, que además de ser tierra de lamprea, también es tierra de vinos, que podremos maridar para acompañar a este singular bocado. La senda comienza en la Ponte Románica de Mourentan, construida sobre el Río Deva en el siglo XVIII, testimonio de como los vecinos de Arbo defendieron sus hogares de los franceses en la Guerra de Independencia. En el siguiente tramo podemos visitar el Parque Etnográfico de Os Muiños da Rocha , un conjunto de cuatro molinos restaurados que desde mediados del siglo XIX fueron los encargados de moler el grano de los vecinos de la zona. Siguiendo por la misma carretera que nos lleva a este parque, llegamos al Monte de San Fins, donde veremos la Capilla del Santo que da nombre a esta montaña, enclave estratégico para contemplar el Río Miño desde Creciente hasta la Guardia. Como punto final a este viaje, llegamos  a la Plaza de Barcela, donde se dejan entrever restos de ritos paganos que remarcan el misticismo de este lugar.

Estas rutas gastronómicas están promovidas e impulsas por Turismo de Galicia y recibieron el Premio Excelencia en Fitur 2017, que anualmente se concede con el fin de promocionar la gastronomía nacional e internacional.


Comentarios