Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Torres se consolida como la segunda importadora de vinos en el mercado asiático

Redacción
Redacción 16/9/2014Comentarios

Sangre de Toro es la única marca española que figura en el ‘ranking’ de las más valoradas por los consumidores chinos, según la revista Food

Cuando se cumplen 15 años de su fundación, Torres China se consolida como la segunda importadora de vinos embotellados más importante de China. La mayor filial del Grupo Miguel Torres ha experimentado un crecimiento del 10% de sus ventas en valor durante el primer semestre de este año. Y ello, en un entorno de fuertes caídas de las importaciones de vino que afectan al sector en general como consecuencia de las medidas de austeridad del gobierno chino.

TORRES-Mas La Plana-Jordi Elias

Fincas Mas La Plana de Torres. Fuente: Jordi Elias.

En concreto, el gigante asiático es uno de los principales mercados de Mas La Plana, uno de los vinos más emblemáticos de esta bodega. Asimismo su vino icónico Sangre de Toro, que ha estrenado imagen recientemente con motivo de su 60 aniversario, es la única marca española que figura este año en el ranking de las más valoradas por los consumidores chinos que publica la revista asiática Food.

Según Miguel Torres Maczassek, director general de la bodega y quinta generación: “El mercado chino sigue teniendo un alto potencial de crecimiento, por el cambio progresivo de hábitos de los consumidores”. Torres China representa a más de 40 bodegas familiares de prestigio y su portafolio contiene más de 450 vinos de 14 países diferentes, además de otros productos como jamón ibérico de Joselito, el oporto Daw’s o el agua VOSS de Noruega. Cuenta en China con una red de 22 tiendas Everwines y otros puntos de venta repartidos por todo el país, así como tres establecimientos de restauración.

Bodegas Torres fue una de las primeras compañías que apostaron por el país asiático como mercado emergente, en un momento -a mediados de los años noventa- en que la inversión extranjera era incipiente.