Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Un robot que aprende, el mejor pinche de cocina de la Campus Party – Redacción

Redacción
Redacción 11/8/2009Comentarios

Chief Cook

Chief Cook

El mejor pinche de de cocina electrónico ha llegado. Y no es ni la Thermomix ni Chef 2000 ni ninguno que se le parezca. El mejor ayudante es Chief Cook, o al menos así se ha presentado en el Festival Campus Party que se celebra en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.

Si no reconoce el símbolo del alimento, se queja. El robot es fácilmente manejable. No requiere complicadas operaciones de programación ni viene acompañado de un indescifrable manual de instrucciones. Esto es porque Chief  Cook aprende por imitación. Basta con ensañarle el símbolo de un huevo en un plato y él lo identifica rápidamente.

Tras confirmas que son huevos lo que queremos que nos prepare, no hay más que mover el brazo para indicarlo cómo los debe preparar, por ejemplo, batiendo. “Con sólo dos demostraciones”, explicó Sylvain Calinon, creador del Chief Cook, “ya entiende lo que tiene que hacer“.

Calinon, que investiga técnicas de programación por demostración en la Universidad de Lausana y forma parte del Departamento de Robótica Avanzada del Instituto Técnico Italiano, ha llevado también a Valencia a Salvador Dabot, que hace retratos con un pincel japonés.

En cuanto al cocinero electrónica, algo que sabe hacer además de batir huevos y cortar jamón es tener paciencia. Así que cuando su creador le enseñó el símbolo en un plato que significa “jamón”, para luego quitárselo sin que le diera tiempo a reconocerlo comentó: “Oh, lo que había visto ha desaparecido de pronto”, algo que después de tres bromas pasó a ser un sutil “¿Estás jugando con mis nervios?”.

Un Comentario

  1. Veronica Ocvirk dice:

    Nooooo!!!!!! Es malísimo el robot!!!! Pero no porque haga las cosas con mayor o menor precisión, y tampoco lo digo por cuidar el trabajo de los asistentes, aunque bien que eso lo podríamos tener en cuenta. El tema es que, por lo menos desde el punto de vista periodístico, lo más divertido de cubrir los eventos gastronómicos es salir luego a emborracharse con los pinches de cocina, y no creo que estos robocops sean grandes compañeros de bares, no les parece? Mi voto, entonces, sigue siendo por los pinches de carne y hueso. No se mueran nunca!!! Los queremos.
    🙂