Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

El 11º Premio Vila Viniteca de Cata por Parejas brinda por el entretenimiento con el humorista Carlos Latre como nuevo jurado

Rosa Rivas
Rosa Rivas 5/4/2018Comentarios

El Premio Vila Viniteca de Cata por Parejas cumple su 11ª edición, que se celebrará el próximo 15 de abril en Barcelona, en la Casa Llotja de mar. El concepto del vino como entretenimiento, como juego de aprendizaje y de armonías y su apertura a un público amplio, no solo a profesionales, queda reforzado este año con la incorporación de un nuevo miembro del jurado, el humorista, actor y presentador Carlos Latre.

Carlos Latre, entre Siscu Martí Badía y Quim Vila, fundadores de Vila Viniteca, en la bodega de Coque Madrid.

Carlos Latre, entre Siscu Martí Badía y Quim Vila, fundadores de Vila Viniteca, en la bodega de Coque Madrid.

Latre es “un consumidor disfrutón”, según Quim Vila, creador de Vila Viniteca junto a Siscu Martí. Ambos presentaron el premio de este año en el restaurante madrileño Coque, con las creaciones de Mario Sandoval y una armonía de vinos a cargo de Rafael Sandoval y los responsables del concurso que puso a prueba las habilidades catadoras de los presentes. “Probar vinos es muy divertido y en el camino hay mucho aprendizaje. Permite el juego, el entretenimiento y comprender el esfuerzo y la dedicación que hay en la producción”, opina Latre, quien apuesta por “socializar el vino y abrirlo a los consumidores jóvenes”. Explorar el mundo del vino es para paladares atrevidos, y como Carlos Latre -en palabras del presidente de la Unión Española de Catadores Fernando Gurucharri– se puede ser “un gran osado con conciencia enológica”.

“El vino es disfrute y es placer. Reconcilia y fomenta amistades”, opina Xandra Falcó, directora comercial de Pagos de Familia Marqués de Griñón. Esta especialista en vinos y aceites forma parte del jurado del premio Vila Viniteca junto a Gurucharri; Juan Muñoz, presidente de la Unión de Asociaciones Españolas de Sumilleres; José Peñín, editor de la guía de vinos que lleva su nombre y Jordi Segura, de Euroselecció.

El 15 de abril concurrirán 120 parejas (240 catadores). Las inscripciones se abrieron el pasado 6 de febrero y a los cinco minutos se completó el cupo de participantes (con mayoría de franceses, belgas y andorranos entre los extranjeros). En la fase clasificatoria prueban siete vinos del mundo: blancos, tintos y “especiales” (cavas, champanes, jereces, oportos, generosos…). La competición es muy reñida. De cada vino deben descubrir el país (1 punto), la zona de origen (1 punto), la Denominación de Origen (2 puntos), las variedades de uva (3 puntos), la añada (3 puntos), el elaborador (3 puntos) y la marca (2 puntos). El comentario de cata será valorado en caso de empate.

Solo diez parejas pasan a la gran final, donde se catan siete vinos más.

El certamen anual, nacido en 2007, y para el que se preparan duramente todo el año los catadores, se celebra alternativamente en Barcelona y Madrid y tiene una dotación económica de 40.000 euros (30.000 para la pareja ganadora, 7.000 para la segunda clasificada y 3.000 para la tercera).

Aunque los concursantes miden muy seriamente sus conocimientos vinícolas y sus percepciones, aunque no sean profesionales del sector, la cita pretende ser una fiesta, según aseguran sus promotores. Y hay quienes cada año siguen fieles a la llamada de Vila Viniteca. Dos parejas se han apuntado consecutivamente a todas las ediciones.

En paralelo a la competición de cata por parejas, el certamen acoge un despliegue de más de 60 bodegas y marcas de bebidas premium y un buffet de quesos.


Comentarios