fbpx
Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

Snacks

Xerta Tapas Bar, cocina del Delta en forma de platillos

Mónica Ramírez
Mónica Ramírez 30/11/2018Comentarios

El restaurante estrella Michelin Xerta, inscrito en el Ohla Hotel Eixample de Barcelona, añade a su espacio el lobby del hotel para crear Xerta Tapas Bar. Una fórmula que muestra la singular cocina del Delta -a la que nos tiene acostumbrados el chef Fran López– para degustar en forma de platillos.

Foto: Ferran Nadeu

Foto: Ferran Nadeu

Anguila, pato, bivalvos…. productos autóctonos de las Terres de l’Ebre que se incluyen en recetas también tradicionales de la zona como el xapadillo o la clotxa -junto a otras innovadoras- en forma de tapas o platillos. Esto es lo que encontraremos en el Xerta Tapas Bar, inscrito en el lobby del Ohla Eixample, de Barcelona, anexo al restaurante Xerta, con una estrella Michelin.

El cocinero Fran López junto a su hermano Joaquim, director de Villa Retiro Grup, han decidido ampliar el espacio de su restaurante Xerta para ofrecer su singular propuesta gastronómica con una fórmula que permita al comensal probar un mayor número de recetas autóctonas del Delta de una manera informal. “El objetivo es traer la cocina del Delta hasta Barcelona en forma de platillos en un ambiente más desenfadado que en el Xerta”, explica el chef. La fórmula cambia pero no la esencia, el producto, la técnica o el sabor.

La carta está compuestas por más de 30 propuestas entre las que encontramos los falsos churros con chocolate de bacalao con romesco de tinta de calamar; el xapadillo de anguila con picada, el canelón de pato salvaje con bechamel con trompetas de la muerte, la anguila con salsa o mariscos tipo mejillones, navajas, langostinos o cangrejo azul -según el día-. Para la parte dulce se recupera el carro de postres -antes muy presente en algunos restaurantes pero desaparecido en la mayoría- donde se exhiben las elaboraciones para que el cliente pueda escoger directamente sin consultar la carta. Todos los postres se preparan en el restaurante a excepción de los pastissets -pastelitos- que se traen de uno de los pocos hornos de leña que quedan y que se encuentra en el pueblo de La Fatarella (Tarragona).

Al igual que en otros locales, el vino -del que encontramos unas 300 referencias- se puede tomar también por copas.

El precio medio es aproximadamente de 25 euros (sin contar bebida). El horario es de lunes a sábado, de 13:00 a 16:00 y de 20:00 a 23:00.


Comentarios