Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

De vinos

Dos Montsant y un Penedès, los mejores para “Guía de Vinos de Catalunya”

Redacción
Redacción 17/12/2010Comentarios

Dos vinos de la Denominación de Origen Montsant, ‘Les Pujoles ull de llebre’ y ‘Panses’, y otro del Penedès, ‘QX Quatre Xarel·los’, han sido elegidos mejores vinos de Cataluña de 2011 por la prestigiosa “Guía de Vinos de Cataluña”, presentada hoy en la primera fiesta de los vinos y cavas catalanes.

‘Les Pujoles ull de llebre’ (añada 2007), de la bodega Orto Vins, ha sido elegido el mejor negro con crianza en madera; ‘QX Quatre Xarel·los’ (2008), de la bodega Mas Candí ha sido el mejor blanco con crianza en madera; y el vino dulce más votado ha sido el ‘Panses’, de la bodega Mas de la Caçadora.

Además de los tres vinos, las diferentes catas a ciegas realizadas a lo largo del año por especialistas, periodistas especializados y autores de blogs, ha elegido como mejores cavas el ‘Mas Via Gran Cuvée Familiar’ (mejor crianza en madera) y el ‘Torelló Custo Brut Gran Reserva’ (mejor espumoso).

En la guía se incluyen los cinco caldos ganadores, además de los 112 con mejor puntuación, entre la selección de más de 1.500 vinos y cavas catados este año.

Coordinada por los enólogos Jordi Alcover y Sílvia Naranjo, la “Guía de vinos de Cataluña 2011” (Salsa Books/Pòrtic) analiza todas las denominaciones de origen de Cataluña a partir de catas a ciegas.

Se trata, según han explicado hoy sus autores, “una guía pensada para facilitar la elección del mejor vino en cada circunstancia”.

En el libro se analizan y se puntúan más de 1.500 referencias, a través de fichas ordenadas por la puntuación, donde aparecen registradas las características de cada vino, los maridajes recomendados y las referencias a las bodegas.

La guía se actualiza anualmente, y no contiene publicidad por considerar los autores que “podría llegar a comprometer la puntuación” y del mismo modo se trata de catas a ciegas “para evitar la parte subjetiva de la afección o desafección a determinadas marcas”.

La metodología de cata que se utiliza para puntuar cada uno de los vinos está basada en una ficha propia confeccionada personalmente por Jordi Alcover, en la que se valoran los aspectos organolépticos esenciales: gusto, olfato y vista, que son los que configuran el 88% de la nota final.

Pero para completar la nota, se han añadido otros elementos que el público puede tener en cuenta a la hora de decidir la compra: relación calidad-precio, etiqueta, información de la contraetiqueta, calidad del tapón en relación con el tipo de vino o el tipo de botella.

Fuente: Agencia EFE