Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

De vinos

El comercio mundial del vino aumentó en 2010 y su consumo se estabilizó

Redacción
Redacción 1/4/2011Comentarios

El comercio del vino aumentó en 2010 en el mundo, mientras que el consumo se mantuvo estable tras dos ejercicios consecutivos de caída, según informó hoy la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).

Los intercambios de vino se incrementaron un 6,7 por ciento con relación a los del año anterior, hasta alcanzar los 92 millones de hectolitros, sobre todo por las exportaciones europeas, una tendencia novedosa en los últimos 15 años, según la OIV.

El año pasado se consumieron 236.300.000 hectolitros de vino, una cifra similar a la de 2009 y la OIV indicó que España es una excepción en esa tendencia en Europa, porque el consumo se contrajo un 6 %.

España es el país en el que más se ha reducido la superficie de viña, un 3 % con respecto a 2009, pero se mantiene como el país del mundo con más área plantada, 1.086 millones de hectáreas, el 14,3 % del total.

Francia desbancó a Italia como primer productor mundial, con casi 45 millones de hectolitros; en España la producción se redujo ligeramente hasta los casi 34 millones de hectolitros, por delante de los 19,6 millones de Estados Unidos y de los 16,2 de Argentina, donde en 2009 la producción había sido de 12,1 millones.

En Chile, la producción bajó de los 10 millones de litros de 2009 a los 8,8 millones del año pasado.

Los datos de la OIV indican que las exportaciones europeas, estancadas en los últimos años, recuperaron brío, en particular las de Italia y Alemania, mientras que Francia y España “recuperaron las pérdidas de 2009”.

Chile, Nueva Zelanda y Australia fueron los países del hemisferio sur que mejor resistieron la crisis económica, precisó la OIV.

Los datos de la organización muestran también que se ha frenado la tendencia a la baja en el consumo de vinos, iniciada en la segunda mitad de 2008 y que se extendió durante todo 2009.

Como en los últimos años, la superficie de viñedo se redujo en 2010, sobre todo a causa del arranque de cepas en la Unión Europea para adaptarse a las disposiciones de la Organización Mundial del Comercio (OCM).

Después de España, el país con mayor superficie fue Francia, con 825.000 hectáreas, un 1 % menos, mientras que Italia, que ha bajado su superficie un 2 %, tiene 798.000 hectáreas.

Argentina, Chile y Estados Unidos han mantenido la superficie plantada, mientras que Brasil, China y Nueva Zelanda la han incrementado un 1 % y la redujeron Australia (-3 %) y Sudáfrica (-1 %).

El descenso de la superficie cultivada incidió en la caída de la producción, que se situó en los 260 millones de hectolitros, 11,2 millones menos que en 2009.