Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

De vinos

El vino “de calidad” de las Islas Canarias ya dispone de reglamento propio

Redacción
Redacción 12/5/2011Comentarios

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente del Ejecutivo autonómico publicó ayer en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) la Orden que reconoce el «Vino de calidad de las Islas Canarias» y aprueba su reglamento. Ello supone el primer paso para que los caldos obtengan también su reconocimiento y posterior protección en los ámbitos nacional, comunitario (Europa) e internacional.

La Asociación de Viticultores y Bodegueros de Canarias (Avibo) había solicitado al departamento que ahora dirige Domingo Berriel la tramitación de la Indicación Geográfica «Vinos de calidad de las Islas Canarias», que contará con su propio órgano de gestión. Este instrumento, como detalla la Orden de la consejería, «tendrá personalidad jurídica propia …, plena capacidad de obrar y funcionará en régimen de derecho privado». Asimismo el control y certificación de los caldos, sobre la base del recién publicado reglamento, «será efectuado por organismos independientes».

A partir de ahora, la Indicación Geográfica protegerá, por un lado, las cualidades y la reputación de los vinos isleños de aquellos otros que utilicen o se apropien de su distinción y, por otro, permitirá al consumidor tener la certeza de que, efectivamente, disfruta de un caldo del Archipiélago «de calidad». En suma, y al menos en teoría, favorecerá la organización de los viticultores y bodegueros; facilitará la entrada de los vinos canarios en los mercados nacionales e internacionales y ayudará a la promoción y la oferta.

Será la misma Avibo la que se encargará, en principio, de llevar adelante el proyecto, habida cuenta de que ejercerá las funciones del órgano de gestión inicialmente. No obstante, su composición deberá ser antes autorizada por el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA), autorización para la que tendrá en cuenta de forma especial que estén debidamente representados los sectores minoritarios. Además, el ICCA podrá «suspender o revocar la autorización cuando se compruebe el incumplimiento de los requisitos o de las obligaciones».

El órgano de gestión de la indicación geográfica tendrá ahora que decidir y registrar un logotipo que identifique a estos vinos, que se obtendrán a partir de dos tipos de uvas: las recomendadas y las autorizadas. En el primer grupo, y entre otras, figuran la Sabro, Tintilla, Malvasía y Malvasía rosada; y, en el segundo, la Breval, Listán Blanco, Listán Prieto y Tempranillo.

Fuente: “ABC”.