Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

De vinos

González Byass es nombrada la mejor bodega del mundo

Redacción
Redacción 18/11/2010Comentarios

A pesar de ser una de las grandes bodegas del país, a González Byass no le van a quedar caldos suficientes para brindar por tantos acontecimientos como está celebrando este año. Hace quince días, con la presencia de los Príncipes de Asturias, conmemoró con una magnífica recepción y posterior fiesta en su sede de Jerez de la Frontera el 175º aniversario de su fundación. Y ayer, como gran colofón a esta efeméride, se convirtió en Londres en la mejor bodega de 2010 a nivel mundial al recibir el galardón ‘Vinicultor del año’ dentro de la Competición Internacional de Vinos y Licores, más conocida por sus siglas en inglés IWSC.

La empresa responsable del popular Tío Pepe, la primera marca registrada en España, fue la estrella de la gala, que se celebró en el salón del histórico Guildhall de la City. El presidente de la compañía andaluza, Mauricio González Gordon, fue el encargado de recoger esta distinción, la más valorada en el mundo de los caldos y a la que aspiraban productores de países tan dispares como Argentina, Francia, Sudáfrica e Italia. «Se lo merece plenamente. Es una empresa familiar modélica que ha apostado por los vinos españoles. Además, está asociada con calidad, determinación y receptividad», señalaba durante la fiesta María José Sevilla, directora de Vinos de España, una división de la Oficina Comercial de España en Reino Unido.

Gonzalez Byass

El director del concurso, Frances Horder, recordó que los caldos de Jerez no son la única razón del reconocimiento de la firma andaluza como mejor productor mundial.«González Byass ha impresionado a los jurados con su creciente rango de vinos, desde Rioja (Beronia) a caldos de Castilla (Altozano), cavas (Vilarnau) o brandies (Soberano y Lepanto)», señaló Horder.

Este premio refuerza la ‘marca’ de España a nivel internacional en un año de por sí «ya muy importante en cultura y deporte», observó María José Sevilla. Y es que los presentes en el Guildhall londinense no pudieron evitar la comparación con el Mundial de fútbol y el éxito de la Roja. «La IWSC no tiene parangón. Todos los productores tienen la oportunidad de someter sus productos al examen de los críticos para ser juzgados únicamente por sus méritos», defendió Michael Prinz zu Salm-Salm, productor alemán de caldos y actual presidente de la IWSC.

Esta competición es la más añeja del sector. Anoche cerró su 41º edición con un palmarés adicional por países y categorías, en el que España cosechó 23 de los máximos premios. En el panorama peninsular dominaron los vinos de Rioja con un total de seis medallas de oro, 72 de plata y 57 bronces. Como es tradición, los caldos se catan a ciegas según sus categorías y denominaciones de origen por un jurado seleccionado de entre un panel de 300 profesionales cualificados en la cata de caldos. Pero, además, los vinos seleccionados en una primera criba se someten a análisis químicos para garantizar la calidad y rigurosidad técnica de todos los galardonados.