Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

De vinos

Gra a Gra Pinot Noir, un nuevo vino de Gramona fruto de la investigación y el cambio climático

Redacción
Redacción 29/11/2010Comentarios

Gramona Gra a Gra Pinot Noir

Nace un nuevo vino de Gramona, el Gra a Gra Pinot Noir 2009, un vino naturalmente dulce fruto de un capricho de la Naturaleza. La Pinot Noir es la variedad de uva más afectada por el cambio climático y precisamente por esta razón y gracias al equipo de Gramona ha nacido el Gra a Gra Pinot Noir.

La historia del viñedo del que procede este vino se remonta a 1988, cuando Jaume Gramona, Director Técnico de Gramona, recién llegado de la Borgoña plantó el primer viñedo de Pinot Noir experimental del Penedés, en la finca Mas Escorpí, a más de 315 metros de altura, en un terreno muy pedregoso, calcáreo y con buena ventilación. De este viñedo surgió el vino Bru de Gramona –la primera añada fue la de 1997-, como único tinto de la bodega siendo 100% Pinot Noir.

Doce años más tarde, en el verano de 2009, Jaume Gramona observó cómo este viñedo estaba sobre-madurando, debido sobre todo al aumento de las temperaturas, que dificultaban la simultaneidad de la maduración fisiológica y tecnológica, es decir, la óptima maduración de las pepitas y de la piel. Las variaciones observadas descartaban la elaboración para obtener el Bru de Gramona, que requiere otras características. Sin embargo, este fue el inicio que culminó con la elaboración del Gra a Gra Pinot Noir 2009, un vino naturalmente dulce.

Este nuevo vino es un claro ejemplo de la repercusión del cambio climático en la viticultura, ya que de un mismo viñedo se han obtenido dos vinos totalmente diferentes. En Gramona la innovación es una constante en su trayectoria y con el Gra a Gra Pinot Noir el equipo técnico de Gramona, liderado por Jaume Gramona, ha sabido adaptarse a la nueva situación. Este vino naturalmente dulce posee además un minucioso proceso de elaboración en el que los granos de las uvas fueron seleccionados individualmente de cada racimo. Se vendimiaron a mano en cajas dos terceras partes del viñedo, se trasladaron las uvas a la crio-cámara durante 36 horas, para bajarlas a una temperatura de 0ºC -sin congelación de la pulpa pero sí escarchado de la piel-.

Una vez en la mesa de selección se escogieron los granos de uva más adecuados y se introdujeron en tinos de madera, donde se llevó a cabo una maceración prefermentativa de 10 días con bazuqueos cada 12 horas. Se protegió la superficie de los tinos con nieve carbónica y cuando se levantó el sombrero se descubó rápidamente. El mismo día se vendimió la tercera parte restante del viñedo y se realizó la misma operación incluyendo los granos de uva en el mosto que iniciaba su fermentación a 16ºC. La fermentación alcohólica duró casi 8 semanas, hasta que se paró de forma natural con 160 gr/l de azúcar y 13% de volumen alcohólico. Sin sequedad alguna en boca se consiguió una astringencia potenciadora imprescindible para el nuevo equilibrio alcohol-azúcar-acidez. Se obtuvo así el Gra a Gra Pinot Noir, un vino afrutado, de gran intensidad aromática y con un buen potencial de guarda. Servido entre 8ºC y 12ºC, resultará un excelente compañero de un pastelito suave o bizcocho con frutos rojos, crème brûlée o magdalenas. La producción de este primer Gra a Gra Pinot Noir ha sido muy limitada, pues sólo se han elaborado 4.000 botellas.