Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

De vinos

Grandes vinos premiados

Redacción
Redacción 4/10/2011Comentarios

Reproducimos el artículo publicado por Iñigo Galatas en “El Diario Vasco”.

Ebeia, de Grupo Faustino.

Este es el momento de la verdad. Nos cuentan que los vinos que se presentan a los premios que hay por el mundo, son vinos seleccionados para la ocasión. Nos reunimos en el Mirador de Ulía 7 catadores con 7 vinos premiados.

El Grupo Faustino se toma las cosas muy en serio, como la bodega Portia en Ribera del Duero. Su Ebeia es de esos vinos que deberían ser una institución en la Ribera porque son vinos que han estado en contacto con la maderas sólo unos pocos meses, conservan toda la fruta joven, frambuesa y regaliz, una madera bien integrada domesticando las puntas, y que ha dado al vino unos toques de vainilla, se convierte en un vino fresco con el que te dan ganas de repetir la demostración de que entre la juventud también puede haber grandes vinos.

Seguimos por uno que, sinceramente, no conocía. Totem 08 es el tinto que hace una de las pocas bodegas de Ibiza, es su vino más representativo y que recibe el nombre del proyecto. Todo monastrell, pero no la que conocemos de siempre, tiene mucha fruta roja madura algo de cereza, unos taninos con un toque dulce y es un vino largo de mucha categoría. Con el tiempo en la copa fue ganando hasta convertirse en uno de los que más gustó.

El Pinot Noir de Cortijo Los Aguilares es uno de los casos más sorprendentes. Una de las uvas más difíciles de cultivar, necesita más frío que calor pero ninguno de los dos extremos le van bien, necesita muchos cuidados, mimos y temperaturas medias muy amables y Ronda no encaja en esa descripción. Afortunadamente ha habido un enamorado de la pinot noir lo suficientemente loco como para dar ese paso y es vasco, como no podía ser de otra manera. En el color se le reconoce. Es más intenso, pan de higos y cerezas, mentolados y frutas exóticas, es todo un festival aromático y en boca es una juerga en la que se mezclan toda esa fruta con algo de hierbas de bosque y algo de otoño.

Glorioso Reserva Especial de Bodegas Palacio tiene el privilegio de pertenecer al selecto club de las bodegas centenarias de la Rioja Alavesa. Este vino nació en los años veinte del siglo pasado para mantener las raices del Rioja clásico. Un premio a este tipo de vinos nos hace pensar que volvemos a mirar hacia los clásicos y más vale que sean de este estilo, porque este vino se sigue haciendo bajo la misma filosofía con la que nació: tempranillo 100% seleccionado al detalle, roble francés y carácter Rioja. No hay duda de que este vino sigue siendo para hacer una comida larga y solemne.

El caso de San Valero es el de una Cooperativa empeñada en hacer las cosas bien y en estar al día con los gustos del consumidor actual. Cariñena se relaciona con vinos intensos y pesados, sin embargo haciendo las cosas bien desde la raíz puedes encontrar vinos de calidad. En el caso de este 8.0.1 nos encontramos con un vino hecho con cabernet, merlot y syrah y en el que cada uva da lo mejor de sí. El aroma es de fruta madura casi de compota pero es que también hay unos toques frescos balsámicos y algo de eucalipto.

Paloma San Ildefonso procede de la Rioja y junto a su hermano Roberto llegó a Toro en los años 90. El respeto a la tinta de toro da un resultado único con este Sobreña Crianza 08. Hay secretos como esos depósitos más bajos y anchos que despiertan el color y los aromas del vino. Sólo 7 meses en barrica dan un vino lleno de potencia con fruta al principio pero que enseguida da paso a claros toques ahumados, tostados, incluso caramelo, un vino consistente lleno de fuerza con el equilibrio que le da la madera que sujeta bien a una uva tan eléctrica.

Acabamos refrescándonos con un blanco. María de Molina pertenece a la familia Frutos Villar que se conoce el negocio como la palma de la mano. Es un 100% verdejo, Rueda, y tuvimos suerte porque con los calores actuales aún quedaba tiempo para este estilo de vinos frescos, atrevidos y ligeros. Lo que más sorprende es cómo salen los matices anisados detrás de la fruta tropical y, lo que tanto gusta de los verdejos, ese final amargo que hace que el vino se alargue y que te apetezca más.

Un Comentario

  1. lqokirbhslyu dice:

    jlbtdtckqkdj