Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

De vinos

La cata por parejas de Quim Vila – Xavier Agulló

Xavier Agulló
Xavier Agulló 25/2/2011Comentarios

Romain Fornell (chef del Caelis), Quim Vila (propietario de Vila Viniteca junto con Siscu Martí), Juan Muñoz (jurado del premio, y presidente de la Unión de Asociaciones Españolas de Sumilleres) y Siscu Martí (copropietario de Vila Viniteca) / Arduino Vannucchi

Impecable presentación, la de Quim Vila, para su ya 4ª edición del Premio Vila Viniteca de Cata por Parejas, todo un acontecimiento que ya ha superado el mundo de la sumillería para ser parte del paisaje social del año.

Esta vez, manteniendo su alternancia en Barcelona y Madrid, se va a celebrar en El Casino de Madrid, el 20 de marzo, a partir de las 10 de la mañana.

Pero, como decía, impecable presentación… Porque el amigo Quim convirtió el restaurante Caelis de Barcelona (hotel Palace) en una gran mesa imperial donde, sin distracciones ni petardeos, se vivió la liturgia de la elegancia, la sutileza y el buen gusto sólo con su selección de vinos (qué hubo que acertar), la glamourosa cocina de Romain Fornell y, desde luego, el distinguido y exclusivo servicio de sala, donde Romain Porzio, el sommelier (ex Le Bernardin de New York), junto a un equipo de camareras de insólita suavidad y refinadas formas, recrea una experiencia absolutamente singular.

Los argumentos del ágape: Bollinger Special Civée Brut; Tradieu-Laurent Vielles Vignes 2007; té de ceps y trufa con guisantes, tripa de bacalao y pan de romero; Pardas Aspriu Xarel.lo 2009; lubina al caviar, parmentier y limón; JJ Confuron 2007; macarrones rellenos con un mar y montaña, bogavante y foie gras; Bricco Asili 2003; espaldita de cabrito a las 7 horas con trufa melanosporum; Kracher TBA nº 5 Chardonnay 2005; milhojas crujiente “manjari” con sopa de chocolate blanco y pasión.

El nivel de aciertos en los vinos, por cierto, fue escaso entre los comensales, que, no obstante, vivieron –vivimos- una comida de luxe de verdad de la buena.

Para apuntarse al Premio Vila Viniteca de Cata por Parejas sólo hay que llamar a Vila Viniteca, precisamente (902 32 77 77).

El premio es para no andarse con hostias: 15.000 euros, 3.000 euros en copas Riedel (algo que hay que tener en casa) y un viaje a Tokaj con “pase” por Budapest.

Y encima, remacha Quim, “si haces un cero en la cata no se entera nadie”.