Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

De vinos

La UE permite a once países con falta de sol añadir más azúcar al vino – Redacción

Redacción
Redacción 20/10/2010Comentarios

La Unión Europea (UE) permitirá que once países afectados por fuertes lluvias y poco sol puedan añadir más azúcar o mosto a sus vinos, porque de lo contrario no podrían alcanzar la graduación alcohólica necesaria, según informaron ayer fuentes comunitarias. Bélgica, Polonia, Holanda, Alemania, Austria, Dinamarca, Reino Unido, la República Checa, Hungría, Eslovenia y Eslovaquia disfrutar de esa excepción, según una decisión acordada por el comité de gestión de la UE, formado por expertos de los Veintisiete. En concreto, el comité aceptó la petición de esos países de aplicar una derogación a la regulación del mercado vitivinícola, en lo que se refiere a los límites de «enriquecimiento» de vino con mosto o con azúcar, con el fin de reforzar su graduación alcohólica.

Esta práctica conocida también como chaptalización se usa debido a la falta de sol y calor que no hace madurar adecuadamente a la uva, por lo que ésta es pobre en glucosa. De este modo, con el fin de conseguir una mayor graduación durante el proceso de fermentación se le añade mosto o azúcar. Esta práctica, muy común en el norte de Europa, está prohibida en nuestro país, salvo casos muy concretos autorizados.

Fuentes del sector apuntan que esta decisión perjudica a los vinos de los países mediterráneos, entre ellos España, ya que la chaptalización ha sido tradicionalmente un tema controvertido, debido a que en muchos casos se ha empleado de manera abusiva. Además, muchos viticultores atribuyen esta técnica a la adulteración de los caldos de peor calidad o a prácticas de competencia económica y comercial desleal entre las distintas regiones productoras. España e Italia podrían ser dos de los países más perjudicados por esta decisión, ya que por sus adecuadas condiciones climatológicas no necesitan esta práctica.

La excepción que ha motivado esta decisión del Ejecutivo de Bruselas obedece, según fuentes comunitarias a las «condiciones climáticas extremas» y supone permitir máximos que se aplicaban antes de la reforma del sector vinícola de 2007, informa Efe. La excepción acordada ayer no se había aplicado desde hace más de 20 años, salvo para el Reino Unido.