Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

De vinos

Más vino en casa que en el restaurante

Redacción
Redacción 25/5/2011Comentarios

La crisis económica ha provocado cambios en los hábitos de los consumidores que por primera vez consumen más vino en casa que en los restaurantes, según el estudio Nielsen sobre la evolución y tendencias del consumo de vino en España en 2010. En concreto, el canal de alimentación se ha convertido en la principal vía de comercialización, con un 60,8% de las ventas, superando por primera vez al canal de hostelería, que posee el 39,2%, consecuencia del trasvase de consumo desde los canales de hostelería al de alimentación que viene marcando los últimos años.

Este cambio repercute directamente sobre los vinos de más alto precio, por estar muy vinculados a momentos de consumo fuera del hogar, según el estudio de Nielsen.

Esta tendencia también se aprecia en las ventas de vino con Denominación de Origen, ya que un 51,5% de éstas se centran en el canal de alimentación, y un 48,5% en el de hostelería, siendo Rioja la denominación que lidera el canal con un 35,9%; seguida de Valdepeñas, con un 12,5% y Ribera del Duero, con un 9,1%.

El informe destaca que la crisis económica ha hecho que los españoles consuman y compren menos vino, sean fieles a una buena copa de vino tinto y se decidan antes por un vino con Denominación de Origen que sin ella.

Los datos ofrecidos por el estudio de mercado de Nielsen son de nuevo negativos para el consumo de vino en España, como una caída del 0,9% en valor en 2010 y del 7,7% en el volumen de ventas confirman.

Respecto al consumo de vino por áreas geográficas, la zona Norte- Centro concentra la mayor parte de las ventas con un 19,2%, pese a que ha sufrido un descenso del 1,2%. La zona Noroeste ha descendido un 0,9%, con lo que se queda con un 15,5%; el Sur mantiene el 15,2% y el Este un 12,2%. Madrid ha sido la zona que ha experimentado la mayor subida, con un 4,5% y alcanza el 11,3%.

A pesar de que el sector del vino está sufriendo modificaciones constantes hay algo que permanece inalterable, según Nielsen, que destaca la preferencia clara del consumidor español por los vinos tintos sobre blancos y rosados.

Así, el 71,8% de las ventas de vino que se realizan en España han sido de vinos tintos, mientras que la venta de los blancos ha supuesto un 21,1% del total y de rosados el 7,1% de las ventas.