Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

De vinos

Ribera Duero aglutina el 25% de ventas de vino español en la alta restauración de Nueva York

Redacción
Redacción 1/12/2010Comentarios

Los vinos de la Denominación de Origen (DO) Ribera del Duero de Castilla y León acaparan el 16 por ciento de las ventas de vinos españoles en los restaurantes de Nueva York, porcentaje que se dispara hasta el 25 por ciento en los locales de gama alta.

Así lo ha explicado el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero, José Trillo, en una entrevista concedida a Efe en la que resalta la apuesta de un centenar de bodegas castellanoleonesas por el mercado norteamericano, a través del Plan Estratégico de Promoción exterior, que moviliza una inversión de 1.100.000 euros anuales.

Trillo ha resaltado que el mercado exterior “está funcionando mejor” que el interior para una Denominación que exporta a más de cien destinos internacionales, en un ránking que lidera Alemania, Suiza, México y EE.UU, pero que es en este último país donde han centrado sus esfuerzos de promoción -la OCM destina ayudas al sector para medidas destinadas a campañas pero sólo en terceros países-.

Ha valorado de EE.UU su capacidad de consumo inmediato y que es un mercado “espejo” para consumidores de los vinos castellanoleoneses en terceros países.

Ha explicado que hasta ahora han “cubierto”, en el marco de esta campaña, dos elementos clave para los importadores, como pueda ser una información clara y rápida a través de Internet y una definición diferencial sobre los vinos de Ribera del Duero, a lo que se suma una estrategia de apoyo comercial en puntos de venta con la presencia de la oferta de las bodegas participantes.

Ha subrayado que gracias a la última campaña -que se desarrolló entre el 1 de agosto de 2009 y el 31 de julio de 2010-, casi un millón de consumidores norteamericanos potenciales de vino -de los 73 que existen en el país- conocen los vinos de la Denominación, según revela el informe de impacto realizado para el Consejo Regulador por una empresa especializada a partir de 2.000 consultas.

El 21 por ciento de los consumidores que conocen los vinos de Ribera del Duero los compra, además, según ha aseverado el presidente del Consejo Regulador.

Durante 2010 incidirán en los mercados objetivo -los estados de Florida y California y las ciudades de Chicago y Nueva York- pero añadirán Texas, Washington, Massachusset y Boston, en el marco de esta campaña que estará muy centrada en los puntos de venta, ha puntualizado.

Respecto al impacto de la crisis en el sector, Trillo ha resaltado que los vinos de esta Denominación han pasado de forma más que positiva por estos años de dificultades, puesto que los demandantes han adquirido toda la oferta y no hay estocaje.

Ha destacado que la DO Ribera del Duero, que vende el cien por cien de bajo este marchamo de calidad, es “un referente” de máxima calidad en España, modelo que ahora reproduce en el exterior.

“Nunca vamos a aparecer como un gran productor sino como un productor de vinos grandes”, ha afirmado Trillo, quien resalta la buena relación calidad-precio “extraordinaria” de los caldos.

Ha asegurado que, frente a la demanda cíclica de otros años, 2010 ha estado marcado por el incremento “mantenido” durante todo el ejercicio, que ha permitido que las ventas acumuladas a finales de septiembre suban un 13 por ciento respecto al mismo período de 2009.

Confían en consolidar o superar esos niveles de incremento de la facturación, después del buen dato de septiembre, que ha mostrado el alza del 23 por ciento respecto al mismo período de 2009, según ha adelantado Trillo.

Ha explicado que actualmente canal Horeca y Alimentación concentran el 50 por ciento de su mercado nacional, a partes iguales y que el porcentaje de exportación alcanza al 25 por ciento, mientras que el volumen de comercialización global se sitúa entre 65 y 70 millones de botellas en una campaña normal.

También se ha referido Trillo a las expectativas de esta vendimia 2010, para la que prevé alcanzar 71 millones de kilos de uva (entre un 18 y un 19 por ciento menos que la de 2009) debido a las heladas de primavera y al viento, lluvia y alta humedad coincidentes con el cuajado de fruto de finales de junio.

La contrapartida será la obtención de una uva muy equilibrada, con mucha estructura y color, buena maduración polifenólica y aceptables niveles de azúcar, contenido alcohólico y acidez que redundarán en vinos de calidades “excelentes” y en caldos “longevos” por su buen equilibrio, estructura y excelentes niveles de Ph.

La Denominación de Origen ampara a 21.000 hectáreas, 8.300 viticultores y 260 bodegas.

Fuente: Agencia EFE