Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

De vinos

“The New York Times” escoge a Montecastro 2005 como mejor vino de la Ribera del Duero – Redacción

Redacción
Redacción 15/9/2010Comentarios

Ribera del Duero, situada al sur de la provincia de Burgos en Castilla y León, es una combinación perfecta de lo antiguo y lo moderno, y sus vinos representan de una manera sofisticada esa paradójica mezcla para ser conocidos en todo el mundo, según apunta un artículo publicado en The New York Times. Así, Montecastro, un Ribera del Duero 2005, ha sido elegido el mejor vino de la zona por la prestigiosa crítica del rotativo estadounidense.

Según el diario, los vinos de esta tradicional zona española son opulentos, de felpa, ostentosamente afrutados y madurados en barriles de roble, características que hacen que el vino español continúe siendo uno de los más prestigiosos a nivel internacional.

Pero, llegados a este punto el rotativo se pregunta: ¿qué es lo que hace a los vinos de la Ribera de Duero tan atípicos? Pues precisamente esa maravillosa combinación del pasado con el presente.

Desde hace 50 años, las más importantes regiones vinícolas europeas se han centrado en los métodos tradicionales y en los viejos conocimientos para la elaboración de las cosechas, sin embargo, las nuevas tecnologías y la globalización han dado paso a unas técnicas mucho más precisas.

Lo antiguo frente a lo moderno

Montecastro 2005

Así, este conflicto entre lo antiguo y lo moderno en viñedos de todo el mundo ha dado lugar a una diversificación del sector, donde la lucha continua para atraer a los paladares más exigentes ha dado paso, por un lado, a la elaboración de vinos de categoría estándar y suaves; y por otro, a la creación de unos vinos finos sin precedentes, incluso de denominaciones que eran desconocidas hasta hace pocos años.

Según apunta el prestigioso diario en su edición digital, se pueden encontrar innumerables ejemplos de este conflicto en Burdeos, Borgoña, Sicilia, La Rioja e incluso en Napa. Sin embargo, si dedicamos una mirada a la Ribera del Duero, en el corazón de España, nos encontraremos con el principal referente de este choque de tradiciones y culturas.

Y es que esta paradoja puede parecer muy peculiar en el contexto de otras regiones del ‘mundo antiguo’. Sin embargo, España siempre ha estado al margen de los poderes que han ostentado países vinícolas como Francia e Italia debido a los gustos regionales, la política e incluso, la Guerra Civil, que además han provocado que la industria vinícola española se iniciara mucho más tarde que sus países vecinos en el tren de la modernización.

Los cinco mejores vinos

Pese a este retraso, los vinos de la Ribera del Duero cuentan con gran prestigio internacional y por ello, el diario The New York Times ha elaborado una lista con los 10 mejores vinos de esta comarca del corazón de España. Aquí tiene los cinco primeros:

  1. Montecastro. Ribera del Duero 2005. Se trata de un vino de profundo color púrpura con nariz expresiva de fruta negra madurada, de especias y hierbas aromáticas con toque elegante de la madera noble. Boca muy densa, carnosa y con una estructura de gran calidad. Vino aliando potencia y elegancia. Además, ésta es una de las bodegas que confirma la combinación de la tradición con las nuevas tecnologías al contar ya con una tienda online.
  2. Tinto Figuero. Reserva 15 del año 2004. Un vino maduro, pastoso, denso y fuerte; un vino grande, bien hecho y moderno.
  3. Alonso del Yerro. Ribera del Duero María 2005. Con fruta y taninos potentes, equilibrado por una base de hierbas.
  4. Federico. Ribera del Duero Crianza 2005. Este vino se caracteriza por una fruta pastosa e intensa en equilibrio con buena acidez y sabores terrosos.
  5. Ribera del Duero Tinto Pesquera 2006. Un vino profundo, de felpa con una combinación de fruta y roble.