Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

De vinos

Un agua que no ha visto la luz

Redacción
Redacción 15/12/2010Comentarios

Magma de Cabreiroá

Cabreiroá presentó en el restaurante Pepe Vieira en Raxó “Magma de Cabreiroá”, un agua mineral que contiene unas finas burbujas que se forman al filtrarse el agua con el gas de combustión del magma subterráneo. El acuífero de Magma se alimenta del agua de lluvia que cae sobre uno de los entornos naturales mejor preservados de Galicia. El manantial de Cabreiroá fue descubierto en el siglo XIX. Se sitúa en la pedanía de Cabreiroá, dentro del municipio de Verín, en Ourense.

Según dijeron los responsables de la empresa, a los que acompañaron dos restauradores de prestigioso como Pepe Vieira y Pepe Solla, se trata de un producto premium, envasado en aluminio, cuya opacidad protege a magma de cualquier interacción con la luz. Sus cualidades organolépticas la hacen especialmente adecuada para combinar con la alta gastronomía y como ingrediente destacado para cócteles premium.

Cuando tocan el suelo, las gotas inician un proceso que dura más de 200 años. Primero descienden por las grietas del macizo granítico, filtrándose por sucesivas capas de granito y cuarcitas. A 3.000 metros de profundidad, el agua alcanza los 100ºC de temperatura y se mezcla con el gas carbónico que escapa del magma terrestre por la falla de Regua Verín. Es entonces cuando Magma adquiere sus finas burbujas de gas carbónico natural y enormes presiones la empujan de nuevo hacia la superficie. Tras el segundo proceso de filtrado que se produce al ascender, magma de Cabreiroá se extrae a 150 metros de profundidad.

Los responsables de esta marca señalaron que “Magma de Cabreiroá no es un agua sin gas. A simple vista se pueden distinguir en su interior las finas burbujas del gas carbónico natural que desprende el magma terrestre. Sin embargo, cuando la pruebes apenas sentirás su presencia. Porque Magma tampoco es un agua con gas. Si quisiéramos clasificarla, podríamos decir que es un agua de aguja”.

Por su parte, Pepe Vieira y Pepe Solla mostraron su apoyo a este producto al entender que Magma de Cabreiroá “es el agua perfecta para acompañar la mejor cocina. El secreto está en su equilibrada combinación de gas natural y bicarbonato, elementos que estimulan las papilas gustativas y el sentido del gusto. Preparando a quien la bebe para degustar mejor cualquier comida. Su carácter diferente por naturaleza la hace formar parte de una gran experiencia gastronómica”.El macizo granítico de Verín la ha protegido así de la oxidación producida por la luz y, gracias a ello, Magma ha conservado sus propiedades intactas durante milenios. Las aguas de Cabreiroá fueron declaradas de utilidad pública en 1906.

Fuente: Faro de Vigo

2 Comentarios

  1. izudbsirjzrh dice:

    fdipayckbvrv

  2. ainxgyzsvdia dice:

    uctsdyhvjgzg