Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

De vinos

Un vino malagueño, el mejor caldo orgánico del mundo por una publicación europea especializada

Redacción
Redacción 2/11/2011Comentarios

El moscatel naturalmente dulce número tres Viñas Viejas 2006 de Bodegas Jorge Ordoñez de Málaga ha recibido un reconocimiento como el mejor vino orgánico del mundo por parte de una publicación europea especializada. Además, también lo considera el mejor vino dulce de España.

Decanter, la publicación europea más valorada del sector del vino, ha premiado al moscatel, de la denominación de Origen de Málaga, con este galardón en la categoría de vinos orgánicos, es decir, los producidos en viñedos que no han recibido, en ningún momento, ni herbicidas, ni pesticidas, ni fertilizantes sintéticos.

Este año se han presentado casi 13.000 vinos procedentes de todo el mundo. Este caldo está entre los 12 mejores dulces del mundo, reunidos en la categoría más competida de los premios Decanter, según han informado desde la bodega a través de un comunicado.

Después del vino malagueño, en esta categoría, se sitúan, Domaine Jean Bousquet 2010, Malbec, Tupungato, Mendona, Argentina; Rock Ferry 2009, última cosecha, Riesling, Malborough, Nueva Zelanda; Odjfell 2008, Orzada Carignan, Valle Maule, Chile; y Matetic 2009, Syrah Corralillo, San Antonio, Chile.

Moscatel de Alejandría

El vino Jorge Ordoñez número tres Viñas Viejas se produce a partir de uva moscatel de Alejandría, uva autóctona, recogida en las viñas centenarias de Almáchar, en plena comarca malagueña de la Axarquía. Su fertilización se consigue a través de aportes de estiércol o de compost y para la prevención de enfermedades sólo se recurre a productos permitidos. Este proceso productivo es especialmente respetuoso con el medio ambiente.

Su cosecha es totalmente manual y se realiza a mediados de agosto. Los racimos son minuciosamente seleccionados, primero en la finca y posteriormente en la mesa de selección de la bodega antes de la prensa. La fermentación se realiza en barrica de roble francés y como es característico de este tipo de vinos naturalmente dulces no contienen alcohol ni azúcar añadida; dicho alcohol procede exclusivamente de la fermentación de la uva.

Es un vino que va muy bien con queso, helados de cítricos y tropicales, postres de chocolate negro, tartas de limón ó sólo, ya que puede ser un aperitivo y postre por sí mismo.