Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

De vinos

Uno de los nuestros: Francesc y Francesc Xavier Capafons

Cristina Alcalá
Cristina Alcalá 26/5/2014Comentarios

La mirada entre el cielo y la tierra

No son mediáticos, ni el centro de atención de cámaras, ni se prodigan por los pasillos vinícolas. Por no estar, no está ni la foto de Francesc en la sala de homenaje a destacados enólogos y viticultores de la comarca en el Castell del Vi de Falset. Por si no la conocen, la bodega Capafons-Ossó es una de las más interesantes, personales y rompedoras de la comarca del Priorat. Sus ojos solo miran al cielo y a la tierra.

Francesc Xavier y Francesc Capafons de la bodega Capafons-Ossó.

“Siempre digo que empecé a trabajar en el campo a los 14 años, pero en realidad tenía 13 y medio, pero era ilegal hacerlo”. Francesc Capafons tiene ahora 71 años y, aunque ha pasado por momentos delicados de salud, sigue trabajando con la hazada en las pendientes imposibles de sus fincas. Una agilidad física tan asombrosa como su lucidez mental.

Fue uno de los impulsores del cambio para que la antigua subzona de Falset de la D.O. Tarragona se convirtiese en la actual D.O. Montsant en el año 2001. Mucho antes fue co-fundador de la Escuela de Enología de Falset. “Hace más de 40 años 100 familias dimos a fondo perdido 5.000 pesetas de la época para crear la escuela, luego pedimos un crédito de 25 millones de pesetas y la Generalitat nos ayudó con uno”. Emprendedor, auténtico, sin pelos en la lengua, su pasión sigue inamovible. Será que su otra razón de ser es la arqueología, y que la búsqueda del origen, las raíces y la verdad le llevan a estar en constante movimiento. El origen de su familia se remonta hace más de 800 años entre Capçanes y Falset, en una masía de nombre Mas den Francisco. Cinco generaciones ligadas al territorio.

La historia se repite

¿Quieres estudiar o trabajar? Le preguntó un día hace casi 60 años el padre de Francesc. Decidió trabajar. Esto mismo volvió a pasar años más tarde. Por motivos familiares, su hijo Francesc Xavier decidió dejar de estudiar y decir a su padre que quería hacer vinos. Su padre le compró unos depósitos. Luego retomaría sus estudios de Enología y Viticultura en Tarragona. Acabó la carrera en el año 2005 y tomó las riendas de la bodega. “Somos dos generaciones muy distintas pero muy unidas”, comentan.

Francesc amplió los terrenos de Masía Esplanes en los años 80. Compró 22 pequeñas propiedades, unas 60 ha., algunas de las cuales pertenecían a la familia. Así consiguió una de las finca más espectaculares del Priorat, Mas de Masos. Unos terrenos donde 14 ha. son viñedos y el resto parte del ecosistema. “Es una finca jardín que representa los distintos ecosistemas de la región”, dice Francesc.

En la D.O. Montsant tienen la Masía Esplanes -ocho hectáreas- y elaboran Auseta, Roigenc, Vessants Xic, Vessants y Masia Esplanes. Bajo el amparo de la DOQ Priorat embotellan Enllaç, Sirsell, Masos d’en Cubells y Mas de Masos. Y un interesante tinto dulce que no está en venta. Solo se puede catar en bodega.

Les separan 27 años pero sus pensamientos son semejantes. “Para mí lo fundamental es el terroir y el ecosistema” afirma Francesc, “y la elaboración ética”, puntualiza su hijo Francesc Xavier. Creen que los grandes vinos del mundo empiezan a hablar a los 10 años de estar en la botella y que la mayoría de los vinos actuales a esa edad ya están caídos. Francesc afirma que de toda su trayectoria uno de los momentos cruciales que ha vivido ha sido el de la complicidad con la viticultura del todo el mundo “con el que comparto criterios y trabajos de investigación, Francia, Estados Unidos o Sudáfrica”. Vinos con personalidad, diferentes, de guarda y disfrute.

1- ¿Un vino para probar antes de morir?

Padre: Mas de Masos.

Hijo: Probaría todos mis vinos porque para mi sería como despedirme de mis hijos.

2-¿Cuál es el último vino que has comprado?

Padre: Varios de Borgoña y un 1998 de Mouton-Rothschild de Burdeos.

Hijo: Una cariñena centenaria de un vino californiano de Napa Valley.

3-¿Cómo incentivarías el consumo de vino entre los jóvenes?

Padre: Sacando más el vino a la calle y dejándolo probar.

Hijo: Haciendo cosas diferentes a lo que la gente joven está acostumbrada a beber. A mí de joven no me gustaba el vino que bebía. Hay que hacer un buen producto para la gente joven.

4- ¿Un referente en el mundo del vino?

Padre: Angelo Gaja como elaborador y Robert Mondavi como viticultor.

Hijo: Como elaborador de vino ninguno, como bodega Vega Sicilia.

5- ¿Con qué maridaje te has emocionado?

Padre: Liebre al foie con Mas de Masos en Francia.

Hijo: Capón a la trufa con Vega Sicilia Unico 1989.

6- ¿Una carta de vinos de un restaurante?

Padre: Celler de Can Roca.

Hijo: Celler de l’Àspic de Falset.

7- ¿Una bodega para la historia?

Padre: Petrus.

Hijo: Clos Mogador.

8- ¿Tu variedad preferida?

Padre: Garnacha peluda.

Hijo: Merlot.

9- ¿Puede terminar la frase? No quite el ojo a…

Padre: A la tierra porque el futuro de los vinos es el conocimiento más perfecto de la tierra.

Hijo: Al tiempo porque es el pan de cada día del vino, es el dueño del vino.

 

Consulta la página web de Cristina Alcalá.