Revista Gastronómica Digital
image

Síguenos en:

  • facebook
  • twitter
  • youtube
  • googleplus

De vinos

Vega Sicilia y Rothschild no descartan nuevas alianzas – Redacción

Redacción
Redacción 19/10/2010Comentarios

Vega Sicilia y el Barón Benjamín Rothschild “no cierran” las puertas a posibles colaboraciones en el futuro, tras el reciente acuerdo alcanzado entre ambas familias para producir un nuevo vino “mítico” en La Rioja alavesa para 2012. Así lo ha asegurado el representante de la familia del Barón Benjamin de Rothschild y Ariane de Rothschild en España, Ignacio Bernar, en una entrevista concedida a Efe en la que analiza también el proyecto de la sociedad “Bodegas Benjamín de Rothschild & Vega Sicilia”, participada al 50 por ciento por ambos grupos y presidida por Ariane de Rothschild.

Bernar ha explicado que “no es desdeñable” la hipótesis de “trabajar juntos” en otras áreas del sector agroalimentario, si bien ha matizado que no es probable que aborden nuevas incursiones en el vino en España, aunque “conceptualmente cabe” tal posibilidad. “No hay ninguna restricción” para “estudiar” nuevas áreas de negocio, ha resaltado Bernar, quien ha subrayado que, después de siete años gestando el proyecto de la nueva sociedad “Bodegas Banjamín de Rothschild & Vega Sicilia”, han mantenido una relación “cordial y fructífera”.

Sobre las eventuales alianzas, ha comentado que “no hay nada estudiado” entre ambas familias, aunque ha precisado que le gustaría “hacer otras cosas en España” y que le haría “muchísima ilusión” que la familia Rothschild estuviera más presente en negocios del país.

Ha destacado, a título personal, que “sería una buena idea” introducirse en el negocio del aceite de oliva al ser un “producto singular” español y para el que “queda mucho recorrido para venderlo bien en el mundo”, y que también ve potencial para incurrir en otros negocios en el sector del jamón o del tabaco, entre otros.

No ha descartado posibles “aventuras” en común en el campo de los vinos fuera de España -ya tienen intereses por separado en países del nuevo mundo vinícola como Argentina o Sudáfrica- ni tampoco quiere “poner puertas al campo” para explorar las nuevas posibilidades de negocio que ofrece el mercado chino.

Sobre el hasta ahora único proyecto en común, el lanzamiento de un vino de “excelente calidad” en La Rioja, la sociedad conjunta ha materializado ya una inversión de entre 9 y 10 millones de euros para adquirir 100 hectáreas de viña durante los cinco ó seis últimos años, con una media de 80.000 euros por hectárea, en un “esfuerzo titánico” para culminar cientos de transacciones de compra.

Sólo les resta por adquirir entre 10 y 20 hectáreas más

Enólogos de Vega Sicilia han seleccionado las viñas más adecuadas y la variedad utilizada será la tempranillo, mientras que el grupo Rothschild -ligado al mundo de las finanzas y a negocios de vinos como Château Lafite-, ha financiado la iniciativa. Una vez culminado todo el proyecto, habrán movilizado entre 25 y 30 millones de euros, que incluye las inversiones para construir la bodega, comprar tierra, financiar circulante y cerrar el proceso.

Respecto a la bodega, será “emocionante” y “funcional”, no estará ligado a un gran arquitecto y, por expreso deseo de Ariane de Rothschild, incorporará los últimos avances en sostenibilidad. De momento, han seleccionado a seis jóvenes arquitectos vinculados a La Rioja para diseñarla, con el objetivo de que comience a construirse en 2011 y finalice en 2012.

Respecto al futuro caldo riojano de Vega Sicilia-Rothschild, ambas familias quieren hacer un vino que goce en sí mismo de reconocimiento universal por su excelencia, con independencia de quién sea el accionista o propietario, de manera que despunte en la “primera liga” de los más demandados, ha aseverado Bernar.

Ha explicado que hasta ahora las pruebas realizadas con la cosecha de hace dos años han mostrado un “vinazo” excelente. Ha aclarado que prevén poner en el mercado 350.000 botellas para 2012 ó 2013, elaboradas al inicio en unas instalaciones alquiladas en Leza, mientras terminan de construir la nueva bodega.

Ha afirmado que este proyecto no está concebido para ganar dinero en el corto plazo, sino para elaborar algo “bien hecho” que responda a los valores, filosofía y las ilusiones de los máximos accionistas. A la viabilidad del nuevo vino contribuirán, en su opinión, los 15.000 clientes directos y 100 distribuidores de Vega Sicilia en el mundo, a lo que se suma “la fuerza de ventas” de Rothschild.

En la etiqueta, quedará claro el origen riojano-alavés del vino y el nombre de la sociedad, que refleja la unión de dos familias con dos filosofías de entender el vino muy parecidas, y tendrá una marca propia al margen de Rothschild y Vega Sicilia, ha avanzado. Ha comentado que, frente a lo que pueda pensarse, en los primeros años será barato, un “vino chollo” por su relación máxima calidad-precio, pero no “un vino de supermercado”.

Fuente: Agencia EFE